Posted by: gabriel | 14 July 2018

VERSALLES 571, por Carlos de Huelva

Canoa de Punta Umbría

Barco que realiza el trayecto Punta Umbría – Huelva ( © 2011 VillaSayago.Com )

EL NIÑO Y EL AGUA.

Él ya estaba allí cuando llegamos, mi madre, mi hermano, la abuela Martiniana y yo.
Apenas levantaba 1,30 mts del suelo, flaco, muy flaco, con pelos largos y sin forma definida, la pobreza nos había dado el desalojo del anterior domicilio.

La casilla estaba a unos 10 metros de El, más cerca estaba un limonero y una vieja higuera de negros higos. Pasaron muchos meses para que pudiera alcanzar su parte superior y más de dos años para que pudiera ver sus entrañas.

Con el tiempo pude averiguar que Don Manuel Fumeiro, uno de los fundadores del Barrio La Cabaña, lo había construido a principios del siglo XX. El Aljibe, decían que tenía 15 metros de profundidad, estaba revestido de ladrillos, un arco de acero soportaba una rechinante roldana, una cadena y un cubo de chapa galvanizada remataban la instalación.

No sé si pudo haberse utilizado el agua para uso alimenticio, pero cuando llegamos con mi familia el agua era salada.
Por esa razón solo se utilizaba su agua para regar las plantas, en cambio para mi era motivo de echar a volar mi imaginación.

Me pasaba horas tirando pequeñas piedras y escuchando los sonidos al choque con el agua, nunca eran iguales. Cuando el sol lo iluminaba, el cielo se miraba en sus aguas, las nubes navegaban el Él.

El agua y yo fuimos amigos durante muchos años, ella me prestaba sus frescas aguas para refrescar mis refrescos caseros de agua con limón y azúcar.
Agua fresca y mansa, quieta sin transparencias, de sonidos arrancados por mis piedras, cómplice de mis sueños y también de mis fracasos, al intentar que las ranas que tiraba a sus aguas crecieran y croaran. Un día marché y ya no volví a ver sus agua, no era útil, por lo tanto el progreso lo sepultó. Ya nunca más el cielo se maquilló de nubes navegando.
Yo me quedé sin un amigo, sin sonidos, las ranas vivieron más.

Créeme, todo lo daría por volver una tarde a su brocal. Si hoy fuese feliz no lo sabría. Lo fui una vez y no me dí cuenta. ¿No importaba? Era eso, no importaba

Tenía el aljibe la lechosa inmensidad de lo que arde en las tardes del verano montevideano, el sol era la fiebre de las dos de la tarde, ardiendo en la rosa, quemando la piel y la piedra.

Me duele el final de aquella agua que no corría, que no hacía daño, era mansa, allí quedaron la higuera y el limonero, quizás soportando la pala que lo mató.

Carlos de Huelva


Creative Commons License
http://www.gabriel329.wordpress.com by gabriel329 is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Unported License.

Advertisements
Posted by: gabriel | 8 July 2018

Yolanda la limpiadora, por Carlos de Huelva

Escuela Suiza 62, por Carlitos Alem

Escuela Suiza 62, por Carlitos Alem

Les costará – partiendo del viejo Carlos de hoy – rescatar el nenito de pelos tiesos y renegridos,limpito, educadito (a fuerza de la estoica acción de sus mayores) que fue , allá por los cincuenta y 57, el “Carlitos”.

De esa época de nenito flaco, largo, limpito y educadito, es esta historia.

En la escuela (Escuela Pública Nº 62) pululaba una fauna diversa.
“Compañeritos” aplicados – que luego serían personalidades nacionales – “compañeritos” imbancables por desajustados, que serían luego delincuentes y, la viceversa de la calificación: “compañeritos” delincuentes que llegarían (país bondadoso) a empleados públicos – si el arma usada era una común “.38” – o a Ministros, si lo usado hubiera sido una metralleta y aquellos pusilánimes compañeritos que nunca llegaron a nada…

Carlitos – demasiado limpito y educadito para mi gusto actual – entró en la última calificación. Nunca llegó a nada… Pero se solaza recordando aquellos “cincuenta y pocos” en que su vida era otra.

La Escuela Pública del cincuenta y siete era la misma – progresismo más, liberalismo menos – que la actual. Maestros que – cuando mucho – se mantenían todo el año en sus aulas. Maestros Suplentes, Directores Suplentes, Efectivos… pocos Interinos… … ¡Igual!.

Lo que sí era “efectivo”, constante, permanente, era la presencia de Yolanda…
Relativamente delgada, de edad indefinida, jovial, con el cabello recogido en un rodete, Yolanda era la “continuidad”… Yolanda … Casada con el milico Maciel…
Si antes les hubiera contado las veces que canté :”Juan retazo de los cielos de los cielos” en la marcha “Mi Bandera”, les costaría menos creer la indignación que en mi mente infantil creó la letra de aquel tango aciago:

”En una noche de Reyes,
cuando a mi hogar regresaba
comprobé que me engañaba
con el ”amigo Maciel”…

¡Maciel…!!! sin dudas, el marido de Yolanda… ¡Milico de mierda…engañaba a la pobre Yolanda!!!

Hubieron de pasar años para que mis oídos – evidentemente, duros desde la más tierna infancia – captaran: “Con el amigo más fiel” y me congraciaran con el pobre milico.

Yolanda, amigos, era “La Limpiadora de la Escuela Suiza nº 62”… así, con mayúsculas. “Limpiadora Efectiva” … resumido, amigos, mucho más “efectiva” que los Maestros…que los Directores… “La continuidad” era, Yolanda…La Esuela 62…era Yolanda…

No sólo limpiaba. “Componía” – tanto la relación de dos gurises que, en el patio “se habían cagado a trompadas”, como la de algún Maestro en conflicto con el colega ”Desbastaba” las enorme diferencias, los abismales conflictos…hasta hacerlos humanamente tratables.


Yolanda se jubiló.
Dicho de otras manera,: “la Escuela 62 no tiene más a Yolanda”…
Nadie es imprescindible. La higiene de la escuela se habrá visto igualmente atendida por nuevas “limpiadoras”…
Pero está el “plus”…


Por ese “plus” que no consta en ningún contrato y no podrá –
jamás – determinarse en el “perfil del cargo”, es que el “Club de Leones”, en su muy loable deseo de destacar la acción de “seres comunes” que han trascendido en la localidad por la perfección con que han encarado sus obligaciones, han premiado – año a año – a excelentes médicos, destacadas Comisiones… y , en el ’87 a “Yolanda ”… con el “León de Oro”, otorgado sólo a destacados…

Hace algunos años, en una de las últimas elecciones – que me
obligan a allegarme a mi Montevideo natal – voté en la Universidad Católica – en 8 de octubre y Estero Bellaco -…
En un banco (en uno de los largos pasillos de lo que un día fue seminario), Yolanda disfrutaba – con sus nietos – del sol primaveral.

El beso fue enorme…sentido… No sé si habrá podido discernir – entre los miles de gurises que trató en su vida – quien era Carlitos, el flaco, largo y de pelos tiesos”….
Cincuenta y tantos años habían pasado, una emigración casi que forzada, unos pelos tiesos y negros, que se han negado a permanecer en su lugar de origen y en su color primario.

Déjenme pensar que sí, amigos… Déjenme pensar que Yolanda se
acuerda del gurisito “limpito”, “educadito”… del que- hoy – ni siquiera estoy seguro…

Carlos de Huelva


Creative Commons License
http://www.gabriel329.wordpress.com by gabriel329 is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Unported License.

Posted by: gabriel | 5 July 2018

VillaSayago.Com se viste de celeste

La celeste desde Barcelona, por Cristina Reche

La celeste desde Barcelona, por Cristina Reche

Cristina, una estupenda fotógrafa nos invitó a participar de su proyecto actual. Con motivo del Mundial de Rusia ha retratado hinchas de las diferentes nacionalidades que participan del evento, entre ellos claro, Uruguay.

El sábado pasado hicimos la toma de referencia – postproducción después – y el día del partido con Portugal nos llegó el resultado final, que hemos compartido con otros amigos por WhatsApp, pero que hoy hacemos viral en nuestro barrio.
Espero se diviertan tanto como yo, ya que ilustrada por conocedores, Cristina buscó la esencia de la selección para plasmarla en la imagen.

Les dejo su link y los invito a visitar su web clickeando : Cristina Reche.

Las imágenes mundialistas están publicadas en el Instagram de Cristina.


Creative Commons License
http://www.gabriel329.wordpress.com by gabriel329 is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Unported License.

Qué sería de este espacio si no tuviéramos la colaboración de tan exquisitos textos como el que nos acerca hoy Carlitos desde Huelva?
Los invito a leer este y otros tantos que hemos publicado de su pluma, solo poner “Carlos de Huelva” en el buscador del blog y continuarán deleitándose.

Una postal de barrio, mayo 2012.


EL LOCO JIMENEZ.

Al Loco Jiménez, un día lo jubilaron o se jubiló, pero esto es lo menos importante, lo importante era que tenía tiempo y muchas ganas de servir a los demás.
Un día le pregunto al dueño de un taller de reparación de chapa de automóviles, sobre lo que se hacía con los residuos de carburo, le contestaron que se tiraban a la basura. Léase en cualquier descampado, con la consecuencia de contaminación, Jiménez pidió que ya no lo tiraran, que él se pasaría a recogerlos todas las semanas.

Las calles de mi barrio La Cabaña, tenían en sus aceras Paraísos que en el peor de los casos llegaban a medir cinco metros de altura.

El Loco Jiménez empezó por los de su cuadra, que era Antonio Díaz, entre la Vía del ferrocarril y la calle Versalles, en tres días, pintó todos los troncos de los árboles.
Aquello le dió a la calle una nueva perspectiva, más luz e indudablemente más BELLEZA.

Pero en la zona nuestra había más de tres talleres de chapa y pìntura, así que el Loco Jiménez, tuvo que conseguir más baldes y ……árboles.

La calle Antonio Díaz entre Versalles y Camino Molinos de Raffo medía ampliamente más de cien metros. En una semana el Loco Jiménez se pintó todos los árboles.
¡¡¡Qué bonitos estaban los árboles con sus troncos pintados de blanco inmaculado!!

Pero el barrio tenía más calles, y el Loco Jiménez no menos tiempo y voluntad, le siguió la calle Ganaderos, (hoy Islas Canarias), Francisco Miranda, Domingo Torres.

En Montevideo nunca se había dado la “locura de pintar los árboles”, pero tampoco los otros barrios tenían un Loco Jiménez.

Vaya en esta página mi eterno recuerdo al Loco Jiménez, quien desde algún sitio me recuerda diariamente su presencia, cuando levanto mi mirada al cielo y veo hermosas nubes blancas. Es seguro que detrás de esa blancura está el Loco Jiménez, con una gran brocha con carburo.

Hasta dentro de muy poco, Loco Jiménez..

Carlos Alem


Creative Commons License
http://www.gabriel329.wordpress.com by gabriel329 is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Unported License.

Posted by: gabriel | 27 June 2018

Las calles de mi barrio, por Carlos de Huelva

Vista aérea Sayago y Nuevo París y al centro Fábrica de Portland de Sayago

Vista aérea Sayago y Nuevo París y al centro Fábrica de Portland de Sayago


Todas las calles de nuestro barrio, tenían sus particularidades, un vecino que no devolvía la pelota roja de goma cuando caía a su jardín, el que siempre protestaba de que los negros con sus tamboriles no le dejaban dormir la siesta los domingos, después del asado, los que ponían el grito por las chatas y los monopatines de rulemanes………

Mi calle tenía un arroyo, Versalles podía “presumir” de su vía fluvial, Arroyo Mata Perros.
Era un arroyo con música en las noches de verano, el miiiaaauuu de las ranas cantándole a la luna, también el desvelo de los vecinos. Sus aguas en esa época del año eran casi que anónimas, y turbulentas y muy preocupantes en el invierno.

Pero el arroyo Mata Perros era también la vía de agua por donde navegaban mis barquitos de papel, cargados de ilusiones en busca de paraísos por descubrir. Cuantos de ellos se perdieron en el infinito de sus aguas, infinito que nunca estaba más allá de Doctor Pena.

Hoy recuerdo a mi viejo Barrio La Cabaña, y lo hago con mi compañero de siempre; mi mate tempranero.

Marinerito

Amigos mañana en cuanto me levante, botaré mi barquito de papel.
Vestiré de marinera a mi vida y la pondré a bordo de mi barquito de papel, el sol ya estará entibiando la mañana de primavera.

Mañana será el día, dejaré que mi barquito de papel navegue libremente por la última arruga de mi cara, que sin dragarla cada día es más profunda.
Un año más, se encarga de que sea navegable

Mañana sin ninguna ceremonia mi barquito con la vida a bordo navegará libremente,
tranquilamente, sosegadamente, sin prisas y seguramente a ninguna parte, como el dueño de la arruga.

Desde la otra orilla Carlos Alem.


Creative Commons License
http://www.gabriel329.wordpress.com by gabriel329 is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Unported License.

Posted by: gabriel | 23 June 2018

Dos miradas sobre “Chiquita”

María Teresa en clase de piano, profesora María Antonieta ( archivo F. Manzoni )

María Teresa en clase de piano, profesora María Antonieta ( archivo F. Manzoni )

Fernando nos escribe un precioso artículo sobre una gran profesora de nombre pequeño : “Chiquita” (Para Elisa), esto hace que Álvaro (Un busto para Chiquita ) en un juego como de cámara subjetiva vea la misma Academia de música desde otro ángulo….un juego de visionados que enriquece y que completa.

Pocas veces se da…… y creo que en VillaSayago.Com es la primera vez que sucede, máxime teniendo en cuenta que tanto Fernando como Álvaro ahora se comunican y re-conocen, alejados como están – el primero en Italia y el segundo en España – en este Sayago virtual que hemos creado.

No quería dejar de comentarlo.
Gracias a los lectores – escritores que provocan estos momentos mágicos.


Creative Commons License
http://www.gabriel329.wordpress.com by gabriel329 is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Unported License.

Posted by: gabriel | 19 June 2018

Del infatigable Fabián Iglesias

Desvio Edison con trenes de Hacienda, suponemos mediados del S XX.

Desvio Edison con trenes de Hacienda, suponemos mediados del S XX.

Hoy nos llega este e mail del infatigable Fabián Iglesias y su Archivo Histórico del Transporte Uruguayo, un grupo de investigadores que está logrando dar visibilidad a la rica historia del transporte público en Uruguay.

Elegimos este video pues trata – en la segunda mitad del mismo – de un tema muy específico pero que toca directamente a nuestro barrio, la trama ferroviaria del desvío a Tablada y del Triángulo Ferroviario.

Con unas fuentes documentales impresionantes, logra rescatar la historia – una historia – de las que dieron vida a nuestro naciente Sayago y que formó parte del desarrollo integral del país, pues los llamados “Trenes de Hacienda” venían de los puntos mas diversos de la geografía uruguaya.

Fabián y tantos otros de los que aparecen en los créditos finales del trabajo, logran hacer historia ellos mismos y desde aquí les damos las gracias y la difusión que merecen por ello.

El texto transcribe el e mail que nos llega.
Disfruten de este post.

Estimados amigos de ATU!

Queremos hacerles llegar a todos, la invitación para que vean en nuestro canal de Youtube lo que venimos realizando hace unos meses con el Archivo del Transporte Uruguayo, que son vídeos temáticos especializados cada uno en un asunto en concreto.

Tengan en cuenta que se realizan con los medios disponibles, y que de ciertas cosas hay muy poca información, razón por la cual no siempre se puede realizar el tipo de trabajo que nos gustaría, pero, considerando que apuntamos a tener un museo ferroviario virtual, nos parece importante adaptarnos a los nuevos tiempos y que esto complemente lo que venimos haciendo hace diez años con las historias, videos, películas y demas.

En el canal ya tenemos 2339 videos de Ferrocarriles Uruguayos, y de esos, hay 4 que corresponden al nuevo proyecto encarado que son los Videos Antología, los que han denotado mucho interes por la parte historica lo cual nos lleva a profundizar en el area.

Por ahora los 4 publicados son:

Estación El Lago – https://www.youtube.com/watch?v=9bOnrtxX_ZI&t=1860s
El 140 “Coche Motor Furgon – https://www.youtube.com/watch?v=3CW3fRWd27c&t=2597s
Estación Km 144 – https://www.youtube.com/watch?v=6GYqE8IhAyg&t=2949s
Indicadores de Ruta – https://www.youtube.com/watch?v=zqJCC1xb0WY&t=989s

Tomando en cuenta la cantidad de reproducciones que han tenido, comentarios y mensajes, especialmente en el penúltimo que publicamos, de la estación Km 144, creemos que dimos en el clavo con este nuevo formato, y video a video intentamos mejorar la parte técnica, y profundizar el tema de la forma mas profesional posible, teniendo en cuenta que esto no es History Channel ni tenemos los recursos con los que cuentan ese tipo de empresas… esto es algo hecho “a la uruguaya” con el apoyo de todos, así que a quien quiera sumarse mandando datos, fotos, vídeos o lo que sea… lo estamos esperando.

Espero les guste la nueva propuesta, y a seguir creciendo.

Como siempre nuestro canal de Youtube es https://www.youtube.com/user/metalifabio

Fabián Iglesias – Archivo del Transporte Uruguayo.


Creative Commons License
http://www.gabriel329.wordpress.com by gabriel329 is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Unported License.

Posted by: gabriel | 14 June 2018

Javier Aspe, te busca la familia, estás por allí?

Gabriel, mi nombre es Vanessa y escribo por intermedio de un familiar que lo busca.

Javier perdió contacto justamente cuando se fue a España. Todo lo que sabemos es lo que te comenté y lo que dice en un artículo ya publicado: Javier Aspe que vivió en Montevideo hasta el 82 aproximadamente, era “porteño”, tenía una hermana y si mal no recuerdo, su familia tenía un “corralón”.

Por eso justamente escribí; para ver si alguien contaba con algún dato o foto (aunque sea vieja, o sea…..no actualizada)

Tu idea de escribir un artículo de búsqueda me parece bien!
Quizás alguien nos pueda aportar algo.

Te parece?? si él se llega a contactar con VillaSayago.Com sin dudarlo sería un éxito!!

Vanessa

En los comentarios de este posts aparece nombrado Javier:
Margarita Pérez desde Israel

Posted by: gabriel | 7 June 2018

Triángulo de Sayago, por Daniel

Hoy Daniel Techera nos lleva a recorrer este particular entorno ferroviario de nuestro barrio, el llamado Triángulo Ferroviario, que conecta las vías de los ramales que van al norte del país – pasando por Colón – y los que van al este – pasando por la Estación Peñarol.
En medio de él, Payagúas, nuestra calle inconclusa, acaba en las vías.
Gracias Daniel por permitirnos salir a recorrerlo con tus imágenes.


Creative Commons License
http://www.gabriel329.wordpress.com by gabriel329 is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Unported License.

Posted by: gabriel | 3 June 2018

Un busto para “Chiquita”, por Álvaro

Avenida Sayago rumbo a Propios (© Guillermo Garrone )

Avenida Sayago rumbo a Propios (© Guillermo Garrone )

Conocí a María Antonieta Massini de Álvarez – “Chiquita” -,cuando yo tenía unos 14 años, fue cuando me enamoré de Adriana, mi esposa y amor de siempre, sabía que estudiaba piano en su casa desde pequeñita, y muchas veces la esperaba en la esquina de Av. Sayago y Elías Regules, horas….. hasta 4 ó 5 horas, no sabiendo bien cuando saldría.

Cuando aparecía le decia “qué casualidad!”, justo pasaba por aquí, y la acompañaba unas pocas calles, aprovechando a charlar y acercarme. Con el tiempo, la impaciencia me ganaba y esperaba frente a lo de “Chiquita”, o pasaba cincuenta veces para ver si veía algo a través del gran ventanal, con el tiempo “Chiquita” me contaría riendo lo atontado que me veía pasando y esperando.

Un día, comencé a atenderme con Pablo, su hijo odontólogo, y nos hicimos amigos, y me hice amigo de “Chiquita”. Iba seguido, charlábamos de sus viajes a Europa, de música, y de todo, su cuerpo erguido y sus facciones rígidas, no me impidieron descubrir a una “Chiquita” cómica y generosa.

Un dia me ofrecí a poner en marcha el “Bunker”, un viejo Opel Olimpia de 1937, me contó que lo había ido a ver bajar del puerto siendo joven, y hacía años ya no lo conducía. Fue poner gasolina, unos manijazos, a mano, a la manivela y el noble coche arrancó.

De ahí en mas, generosamente me lo prestó, pequeños mantenimientos y llevarla de vez en cuando a dar algún examen a casa de otra profesora, fue una época preciosa y llena de anécdotas, que harían muy largo este relato.

“Chiquita” era exigente, sus alumnos estudiaban y practicaban muchísimo, y sacó generaciones de alumnos brillantes, muchísimos anónimos, pero que eran impresionantes pianistas, otros famosos, como Javier Bezzato, un maestro al piano, Pablo mismo, su hijo un excelente músico.

Siempre me llamo la atención, como podía ser que en aquella sala atiborrada de jóvenes, dos pianos a la vez, alguna guitarra, otros solfeando, ella era capaz de oir que alguno se “comía” una corchea o no respetaba el compás, estaba en todo, una genia.

Aún recuerdo la magia de aquello, la sala , la mesa de madera, los pianos, la lona verde que cubría el envejecido parquet, la gran ventana ( que siempre tuvo problemas con la cortina de enrollar de madera ) me parece estar allí.

Han pasado los años, y en el 2013 en un viaje que hice a Montevideo, la volví a ver, y me emocionó mucho, estar con ella y Pablo, mis amigos.

Aquellos años que fui al Liceo 23 entre el 1977 y 1979 fueron los mas significativos en mi vida y mágicos, Sayago mi mundo. Aún recuerdo muchísimas compañeras y compañeros, y tantas cosas.

Hoy gracias al cálido espacio de VillaSayago.Com, deseaba rendirle un pequeño homenaje a “Chiquita”.

Un día le prometí – y siempre reíamos de ello -, que le haría un busto en la placita, éste, es mi recuerdo y de alguna manera el busto.

Álvaro, SX(M)desde España.


Creative Commons License
http://www.gabriel329.wordpress.com by gabriel329 is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Unported License.

Older Posts »

Categories