Posteado por: gabriel | 11 noviembre 2008

Personas y personajes que “salen de lo normal”.

Sayago también tuvo sus locos. Debe tener ahora también, pero yo hablo de los que conocí, que no son los mas, pero tienen sus singularidades.

Con los años ves que los “normales” no existen, que los que llamamos “locos”, solamente son un poco mas “chalados” que los que “nos” autodenominamos “normalitos”.

A algunos desde el sobrenombre ya se lo catalogaba.
No se me pida que cuente un “cuento” o una historia “cerrada”, esto será mas como Kodak : “slices of life” ,instantáneas. Claro que si una instantánea es de tal tenor, solo resta la imaginación para pintar completamente a los retratados.

Tampoco hago gradaciones, pues son todas subjetividades. No es un relevamiento de “todo Sayago”, son todas personas que vivían a escasos doscientos metros como máximo de distancia de mi casa.

Vayamos al grano entonces :

1 ) El “ loco García “.
El “ loco García” : trabajaba de pintor de casas. Subía y bajaba de las escaleras de dos hojas como si fueran una extensión de sus piernas. Creo que era de los que podía caminar con las escaleras y digo podía porque supongo que por lo menos ahora debe estar jubilado. Digo supongo.
Un día, desde la puerta de mi casa ( casi todos los locos pasaban por mi puerta, no me pregunten porqué ) lo vi pasar en bicicleta, llevando una escalera apoyada en uno de sus hombros, lo que ya sería un prodigio, pero había mas : tenía una pierna, la izquierda que llevaba rigidizada.

El “loco García” estaba enyesado y se dirigía lentamente a su casa, calle abajo ( Olazábal tiene un leve desnivel hacia las barreras ) montando una vieja bicicleta del tipo de las inglesas, como las que tenía el ferrocarril.

2 ) El “cieguito” de Ariel.
Había quedado sin visión hacia los trece años. Tenía un carácter un tanto agrio, se había casado, pero por lo que se sabía – pero nadie decía abiertamente – era muy duro con su mujer. Su hermano menor, lo ayudaba en todo lo que podía.

No tenía una vida pasiva, como la de tantos invidentes de antes, sino que trabajaba, tenía un programa de radio ( de los del tipo oldies ), un cartel en la puerta de su casa anunciaba a su discoteca – que se podía contratar para fiestas – y además una antena lo denunciaba como Radioaficionado.
Antes de internet, los radioaficionados eran los amos de las comunicaciones mundiales a bajo precio y formaban grandes cadenas o “nudos” de colegas que estaban permanentemente en contacto.

Un día, me encontraba enfrascado terminando unas láminas de dibujo y escuchaba un ir y venir de una moto en la calle. La moto – que solo era un rumor – de tanto ir y venir pasó a llamarme la atención. Salí a la puerta, la escena era poco menos que increíble.
El mas jóven corría detrás de una motocicleta, gritando indicaciones que servían de “gps” auditivo a su invidente hermano que llegaba a la esquina y paraba, daban vuelta la motocicleta y hacían el camino inverso.

Quiero recordar que la calle – la misma por la que circulaba “el loco García” – , seguía teniendo misma la pendiente hacia la vía, por lo que en esa dirección el corredor, debía moverse mas rápido.

No quise quedarme a ver mas. Hacía frío.

¿ Hay algo que agregar ?

3 ) Un ciclista “ hurgador”
Cuentan – las historias siempre tienen una parte de “cuentan”, con la que hay que armar el resto – que era un estudiante sobresaliente de Facultad y vino a perder las suyas a raíz de un “surmenage” producto del “mucho estudiar y del poco comer”, al buen decir del Quijote. Era hijo de ingleses, vivían en una bonita casa con jardín al frente y una pequeña “quintita”, prolijamente cultivada, al fondo. Todo cambiaría.

La historia es que de la noche a la mañana, como nuestro “caballero andante” se munió de una bicicleta con un carito que enganchó detrás y se dedicó a recorrer, no el barrio sino la ciudad. Recogía cuánto desperdicio y / o material encontraba tirado y lo llevaba a su casa.
No es posible determinar qué recolectaba con mas pasión, era un síndrome de Diógenes típico y llegó a transformar su casa en un gran vertedero.

Su territorio era la ciudad, no el barrio, lo recuerdo pues una vez lo ví, pedaleando con la misma energía de siempre en el Puerto, en plena Ciudad Vieja.

4 ) Carlitos L.
O simplemente “Carlito”, como todos lo conocíamos.

Vivía muy cerca de casa. Era de esa edad indescifrable que a veces tienen los niños que se van haciendo mas grandes. Podría tener 11 ó 15, pero con la mentadalidad de unos 9.
Era mas pobre y se le notaba, en su casa, en su vestimenta.

Tenía una manía : correr pateando piedras mientras hacía un chasquido con el taco y la suela del zapato. No eran épocas de “championes”, muchos niños usaban zapatos. El hecho era que entusiasmado con una piedra, la corría calle arriba y calle abajo, ahora que lo pienso, era lo mas parecido al “Chavo” que tuvimos en el barrio. Pero el “Chavo” en esa época aún no lo emitían en tv.

“Carlito” tampoco podia darse el lujo de una bicicleta, nunca tuvo una. Corría – cuando las bicis invadieron la calle – una tras otra y era como un juego ( cruel ) en el que los que tenían una, aceleraban porque sabían que lo tenían pegado a la rueda trasera.

Se mudó justo cuando empezaba a notarsele que era mayor que todos nosotros.

5 ) El “Bebe”.

En estos momentos es penado por la ley. En aquellos años eran “locuras” de alguna mente “desenfocada”. Quiero agregar que el protagonista de esta historia vivía a dos casas de Carlito, o sea, creo que la densidad por km 2 de “locos” era la mas abundante de la ciudad.
Este buen hombre, buen vecino y padre de familia tenía un coqueto jardincito en el frente de su casa.

Un día de verano o por lo menos de primavera, Guillermo, un gran amigo – hoy en Barcelona como yo – viene corriendo y llorando ( era un niño entonces ) hacia donde yo estaba.
“el Bebe ahorcó un perro !! “,“el Bebe ahorcó un perro !! “, repetía sin cesar.

No había sido solo uno, cuentan – yo no quise ver la escena – que cansado de que los canes arruinaran su jardín, colgó de una cuerda a por lo menos dos de ellos.

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

Cuando sos chico “tu barrio” es sinónimo de “tu calle” y viceversa. Sayago es mucho mas grande que Olazábal, por tanto se nos escapan unos cuántos personajes de los que vale la pena no se pierda el recuerdo.

¿ Cual recordás vos ?
Escribí un comentario y mantené la memoria viva.

Creative Commons License
http://www.gabriel329.wordpress.com by gabriel329 is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Unported License.

Anuncios

Responses

  1. Que grande Gabyero!!! Recuerdo con cariño a cada uno de los personajes que nombras y quiero que te acuerdes del Lito Pereyra,nuestro vecino “basurero” y los partidazos de fútbol en la calle, del aniversario de cumpleaños de Marcelo en el que organizaste un partido entre el “7 años” y el “Fangia”(que si te acordas decime porque se llamaba asi)y los asados entre los vecinos:Don Ga,Angelito,Bismark, el gordo Douton y nuestras viejas,Chichita,La LInda,Teresita,La Rosa,etc,etc.Beso grandote

  2. Sra Bettina: gracias por tu aporte, me ayudará a seguir escribiendo y te cuento que el famoso “Fangia” era un “club” mitológico, de mi creación, y que tuve la suerte de llevar a la realidad con un gran partido.

  3. […] editor: para los estudiosos, Lalo nos habla de el que andaba en moto en Olazábal, leer el post de “Personajes fuera de lo común “ ) , era un poco lento y te colgabas, como atrás no tenía puerta – en este blog hay una foto – , […]

  4. […] gabriel y todos : jajaja… si es cierto que mi abuelo sentó a mi abuela en la heladera como tantas otras locuras de él, también te cuento que guardo en mi memoria los partidos de paletas que se jugaban en Olazabal que […]

  5. Hola:
    Mi aporte no va a a ser sólo de Sayago,
    ya que de gurí conocí loquitos de mi primer barrio y ya de grande alguno de Sayago.

    El de la bicicleta lo conozco, lo veía pasar por Millan frente a casa.

    Sí era de Sayago, mi primo segundo Francisquito (o Pancho), de Millan y Raffo, ver en el blog éste link a Francisquito.

    En mi Barrio Piedras Blancas o Jardines del Hipódromo (el repecho de General Flores antes de morir en Belloni) :

    El loco de Gral Flores.

    Había un loco que era enorme, tenía siempre un corte a la americana, pantalones de obra sanforizado azul atados con un cable a modo de cinto y camiseta de botones.
    Caminaba a las zancadas por General Flores (No era doble vía aún ) para arriba y para abajo, con un bamboleo extraño, siempre por el medio de la calle, la mirada fija adelante y me acuerdo que los autos lo esquivaban, era grandísimo, alguien me dijo que estaba haciendo pasamano con bloques en una obra y se distrajo, recibiendo dos bloques en la cabeza.

    Ramoncito.

    Ramoncito era un borrachín, esmirriado de cuerpo diminuto, del tamaño de un niño de 12 o 13 años mal alimentado.

    Hasta el día de hoy creo que su único alimento era el vino.
    Paraba en el almacén de Don Pedro en la cale atenas y Belloni, y le hacía diligencias a don Pedro, y a algunas viejitas de la cuadra.

    Su tarifa era una botellita
    de paso de los toros de vidrio, de las más chiquitas.. aquellas primeras, de vino suelto de Don Pedro.
    Me acuerdo que la empinaba, y el vino desaparecía de un solo trago, ni siquiera se veía “tragar” en realidad, sólo se escurría hacia el interior de Ramoncito.

    El loco Julio.

    El loco julio en realidad no era loco, pero tenía cada una…

    Creo que Julio atendía el quiosco de la estación central de AFE, en la esquina de Paraguay Galicia, y vivía en la casa de la escuela de Garzón y Millán.
    Era super amigo de mi suegro y compartían sus viajes de mañana tempranito hacia AFE.

    El loco Julio, tenía además habilidades de oficios como pintor y albañil, por lo que era común verlo con jeans pintados y sucios de mezcla, camisas de obra, eso sí, los vaqueros remangados y zapatos de suela (también con su capa de cal y pintura) sin medias.

    Su vehículo de barrio era una bicicleta Grazziela MINIMA, rodado 16″ yo creo, y Julio pasaba el metro ochenta, en la bici siempre iban colgados un par de baldes y brochas.

    Nos contó mi suegro que una mañana mientras lo esperaba que saliera para arrancar para AFE, Julio salía a “CALZARSE” en una especie de tarima que tiene esa casa de Millán y Garzón, fuera invierno o verano, ésto era en invierno.
    Era como un ritual y siempre sin medias… esa mañana demoraba Julio y William le pegó el grito Dale Julio!! .. (él lo veía calzándose)
    Ya vaa Chiquito!!..
    Cuando sale mi suegro le pregunta.. que te pasó?..
    -Nada… no me entraba un zapato y yo meta fuerza y fuerza…, podés creer Chiquito, que me lo saco, lo doy vuelta y había un SAPO ADENTRO!!?…
    Se ve que lo maté con la pata.. porque cayó muerto.. después si me entró el zapato.

    Increible…

    La viejita del triciclo.

    No se si cabe en la categoría esta, pero alguien más ha visto a una señora ancianita, que andaba en una bicicleta Graziella pero triciclo, como que tenía una cajita para pequeñas cargas atrás… y en ella llevaba como dos o tres perros?
    Se la veía por Garzón, o cerca del Devoto.. en varios lados de Sayago.

    El loco de las cervezas de San Martín y Propios.

    Creo que es famoso, quien no lo conoce?
    La historia es larga, la particularidad es que se sienta frente a la heladería LA TECLA, a beber cervezas de a litro, que alínea hasta 14 o 15 en una tarde, sentado donde -cuenta la historia- perdió a su esposa y su pequeña hija.

    • Muy bueno Miguel !
      Te contesto una Doña Flora y el libro del Centenario, allí podés leer parte de la historia de mi vecina, Doña Flora y su triciclo con los famosos perritos. Mas de uno debería tomarla de ejemplo, ya que con sus 70 laargos que tenía entonces, no había día que no saliera a hacer ejercicios y “mandados” con sus perritos detrás.
      Era una persona muy dulce y muy entrañable.

  6. […] Si es la misma persona de la que hablamos fue el protagonista de los raídes en moto por la calle Olazábal, ver post Personas y personajes que salen de lo común . […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: