Posted by: gabriel | 9 February 2009

De la “Primera Comunión” al escrito de matemáticas.

La Iglesia - salón de 3er año vista desde la via.

La Iglesia - salón de 3er año vista desde la vía.

El “Colegio de los Curas” se transformó en pocos años en el Liceo 23.

Estaría en tercero o cuarto año de escuela, cuando mi madre, católica como mis abuelos, me llevó a catecismo para preparme para “tomar la Comunión”.

En ese entonces las clases de catequesis se daban en el popularmente conocido : “Colegio de los Curas”, enfrente a la estación Sayago.

No tengo los mejores recuerdos de esas clases.

Los curas, fieles a lo aprendido, nos “enseñaban” lo caliente y feo que sería el infierno a dónde nos encaminábamos si seguíamos pecando – con apenas 8 u 9 años que teníamos entonces – además, se estaba procesando el Concilio Vaticano II y aún las cosas no habían cambiado dentro de la propia Iglesia, y menos aún la figura de la mujer, quedándonos a todos claro lo “culpables” que eran todas las integrantes del sexo femenino en la “caída” desde el Paraíso.

Por supuesto que nos íbamos pensando que nuestra madre – que también integraba ese grupo – debía estar “pagando” con sus penurias la condena con la que nacía. Hoy me parecen enseñanzas salidas de un guión de Almodóvar.

Las misas eran diferentes, el rito se llevaba a cabo de espaldas a los asistentes – y no quiero decir disparates – pero no se entendía nada pues creo que era en latín.
Cambiaría todo rápidamente y el castellano, el idioma que todos entendemos en Uruguay, sería el oficial en las misas y por supuesto, el sacerdote oficiaría atendiendo a su rebaño.

La Iglesia donde finalmente “tomamos la Comunión”, vestidos con túnica blanca, mas tarde se convertiría en nuestro salón de 3° B, donde las matemáticas y la literatura sustituirían a los salmos.

En el patio de palmeras – donde luego pasaría tantos recreos de apenas 5 minutos – , festejamos y nos fotografiamos con la familia e inmortalizamos esa primera comunión para los años por venir.

Muchos tíos y familiares que nunca había visto fuera de sus casas – eran esos tíos y tías a los que siempre-había-que-ir-a-visitar, que nunca “van” a nuestras casas o fiestas y que “todos tenemos en nuestras familias” – quedaron en blanco y negro retratados en nuestro album familiar.
Repartí estampitas y completé un album especial de “Comunión” que me regalaron para la ocasión.

Al patio – recuerdo – por el que se accedía a la Iglesia, se entraba por un portón que se clausuró ni bien se instaló el liceo, la puerta oficial del 23 estaría en 28 de Febrero frente al Club Sayago.

No “pudieron” conmigo los profesores de catequesis, por tradición familiar y por creer profundamente en el concepto de la caridad con el prójimo – bien entendida – me mantuve hasta el día de hoy católico – a pesar de sus enseñanzas -, mas practicante en la acción que en la ortodoxia, lo que me hace sentir muy bien.

¿ Asististe al “Colegio de los Curas ?, ¿ participaste de alguna ceremonia, casamiento o bautismo en la vieja iglesia ? ¿ Qué recuerdo tenés del famoso “Colegio” ?


Creative Commons License
http://www.gabriel329.wordpress.com by gabriel329 is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Unported License.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: