Posted by: gabriel | 15 February 2009

El proceso habitual de los que se mudan de “pago”.

Mi familia -mejor dicho, la de mi padre – era oriunda de Fray Bentos, de un lugar extrañamente denominado “Rincón de las Gallinas”, donde el río Uruguay hace su “recodo” para continuar camino abajo hacia Soriano, ciudad donde se cuenta que hay una plaza con nuestro apellido, pero agregando una “h” al comienzo : Herosa.

La cuestión es que se mudan a la capital, mi abuelo con la tranquilidad de que conservaría su puesto – reubicado – en otra sección de Ute, donde trabajó toda su vida, los hijos construirían un futuro en diferentes ocupaciones y profesiones, uno en la farmaceútica, otro en la carrera militar, otros dos en el Mercado Central Viejo ( con una espectacular fiambrería que supe disfrutar ), el que estaba al lado mismo del Solís, uno de ellos en la Ute como su padre y los restantes, bancario, maestra, relojero y obrero de la construcción.
En el momento de elegir un sitio para afincarse se ve que no dudaron y se acercaron a donde ya estaban sus primos : el barrio de Sayago.
Vinieron directamente del interior a vivir a una sencilla casita en la calle Payagüas.

Sus primos y tíos vivían sobre avenida Sayago, la Tía Sara en una vieja casona que estaba pared con pared con el Colegio del Perpetuo Socorro, en el espacio que hoy ocupa el gran edificio – quizás el mas alto del barrio – sede del Centro de Comerciantes de Sayago.
La familia de la tía vivía en la casa de al lado, una bonita casa quinta o villa como se llamaban en la época : Villa Sara.

Villa Sara tenía una entrada al centro del terreno, con un parral que cubría el camino hasta llegar a la casa, ubicada a unos 15 metros mas atrás. Poseía un porche con columnas que rodeaba la casa hacia la izquierda, haciendo una especie de balconada, bien para tomar sol, bien para disfrutar del fresco del verano.
Trasponer su entrada era como pasar al siglo anterior, ya cuando la conocí mantenía como “detenida en el tiempo”, con sus viejos maceteros de hormigón simulando tronquitos de árbol, tan en uso a comienzos del siglo XX.

Los tíos también estaban en ese espacio sin tiempo, siempre los conocí viejitos.


Creative Commons License
http://www.gabriel329.wordpress.com by gabriel329 is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Unported License.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: