Posted by: gabriel | 17 February 2009

Lo que mata es la humedad.

Caracoles frescos tengo !!!

Caracoles frescos tengo !!!

Y sobre todo a los caracoles.

Cada vez que había un día húmedo, de esos en que estos “pícaros” moluscos salen de sus madrigueras – que nunca podíamos saber dónde estaban – aparecía Doña Ana, catalana de nacimiento y amiga de mi abuela.

La Guerra Civil Española hizo emigrar a muchísimos catalanes, hay que recordar que fue el último territorio donde gobernaban los Republicanos y de dónde muchos pudieron escapar de grandes pesares o salvar – literalmente – su vida, vía Francia. Supongo que Ana, por la diferencia de edad que tenía con mi abuela fuese mas, una emigrante política que económica.

Doña Ana vivía con su familia en Propios casi Garzón ( frente a la entrada de la chatarrería ) , donde hoy está la doble vía que permite ingresar en la calle paralela a las vías, en un apartamento que no tenía el jardín privilegiado que había en casa.

A unos cuántos – cuantos – años de distancia de aquellos hechos, que insisto, se repetían cada vez que la humedad lo permitía, conocí la pasión que sienten los catalanes por los caracoles ( cargols en catalán ).

A mi – lo digo sin tapujos – me daba bastante asco pensar en tener en un plato los “bichitos” que veíamos como “plaga” del huerto de mi abuela, la verdad es que nunca pude imaginarme tampoco como sería la famosa “purga” que se les debía hacer para que luego permitieran ser cocinados.

También me llamaba la atención la forma de hablar de Doña Ana con Doña María ( mi abuela ) , y sobre todo que en lugar de decir “creo” decían “crec”. Mi abuela le ayudaba a juntarlos, aunque la selección final la hacía su amiga, que era la que reconocía entre todos a los “mas sabrosos”.

Con una dieta de origen gallego-italiano, el uruguayo típico no está acostumbrado a estas excentricidades en la mesa.

Caracoles tengo !!!

Caracoles tengo !!!

Confieso que hoy en Cataluña aún no me acostumbro a ver en las ferias los puestos de venta de estos animalitos y menos imaginarlos en un plato para comer.


¿ Que si con el tiempo los hemos probado ?

Bueno… sí, si insisten en preguntar tengo que decir que sí, los probamos y en forma de guiso de arroz !!, también debo sincerarme que no repetiría.

Ah, te paso el precio : entre 4 y 6 euros el kilo !!, hacé cuentas. En la foto : Noelia, azorada viendo la venta de caracoles en la feria de Vic, a unos 40 minutos de tren desde Barcelona.


Creative Commons License
http://www.gabriel329.wordpress.com by gabriel329 is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Unported License.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: