Posted by: gabriel | 6 August 2009

La tele y su estabilizador : dos amigos inseparables.

Si vivías en Sayago y “llegabas” a la tele, no te salvabas.
Había unos aparatitos, muy parecidos a una cajita – no tendrían mas de 25 x 15 x 18 cm mas o menos, no tengo ninguno a mano, es toda memoria – , con unas ranuras alargadas como para ventilación de color gris – como los inviernos uruguayos – que iban conectados al televisor.

¿ Qué función cumplían ? Pues sin ellos probablemente no podrías ver tus programas preferidos. La tele, debido a los “bajones de tensión” en la electricidad, veía reducida su pantalla o bien ni siquiera se podía ver.

Una maraña de cables persigue a cada casa

Una maraña de cables persigue a cada casa

Era obvio, si las lamparitas oscilaban su luz, imaginate lo que podía hacerle a los primeros televisores, que, creados para un mundo con una electricidad como se debe, nosotros los pretendíamos hacer funcionar en Sayago !!!.
Era un mundo en el que la luz algunas noches se asemejaba mas a la de las velas – y no exagero – que a una lámpara incandescente.

Dichos ingenios, eran pesados, se ve que tenían cientos de metros de cable dentro. No había vecino que no tuviera uno instalado debajo de la mesa del televisor.
Las mesas – con rueditas – eran de metal enrrejilladas y con unas manijas doradas como si fueran bandejas para ayudar a mover las “moles” que eran aquellos aparatos de 23 pulgadas. Nadie se planteaba la interferencia de señal como luego sucedió con los de color, donde el estándar pasó a ser la mesa de madera.

En los tiempos pioneros los televisores eran el centro del hogar, no había mas de uno y a pesar de tener las mesitas con ruedas, difícilmente te movían de un sitio para otro, eran lo mas parecido a un altar pagano. Además arriesgarte a moverlo y que le agarrara “una corriente de aire” o que se terminara cayendo, podría convertirse en catástrofe familiar.
Valían su peso en oro.

Mas tarde la tensión bajó a un mínimo histórico y llegaron las restricciones. Dos días a la semana había cortes de luz por barrios. Todo se apagaba, la gente volvía a las viejas costumbres de juegos de naipes, de reuniones familiares “ a conversar” o de moverse al barrio de al lado donde no había corte para seguir su serie preferida.
Las velas esos días eran dueñas y señoras de las casas familiares, toda una experiencia para nosotros niños.

Un día finalmente llegó el progreso – o los nuevos cableados o la Represa de Salto Grande, no lo sé – la cuestión es que estas cajitas grises perdieron su función, los equipos también venían ahora con la previsión para oscilaciones de corriente. Lentamente se extinguieron, donde murió el último ? : probablemente en la feria de Tristán Narvaja en medio de fierros y mas cables.

Vos : ¿tenías estabilizador o llegaste a la tele con la de color ? Esperamos tus comentarios.

También habían problemas con los teléfonos, no todo se terminaba en la corriente eléctrica, leé también :Lo lamento señora no hay borne en este mismo blog.


Creative Commons License
http://www.gabriel329.wordpress.com by gabriel329 is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Unported License.


Responses

  1. Por supuesto que tuve estabilizador!!! y también recuerdo a mi viejo diciendo no le agreguen mucho que nos vamos a quedar sin luz.
    Era una transa tener que levantarnos a cada rato para bajarlo o subirlo y para cambiar la televisión de canal.
    O cuando queríamos ver algún partido medio dificil de que lo pasaran y las clásicas palabras de mi padre: “¿ y el 5 no lo pasará? y obvio que el 5…. no lo pasaba!!
    Bueno eran otras épocas, pero qué lindo que era.

    • Es que realmente había mas tiempo para todo y no nos dábamos cuenta, incluso para levantarse y cambiar de canal “a mano”, fijate que no había cable, ni internet y apenas dos o tres canales mas el 5 y además con las mismas películas que repetían una y otra vez.
      Recuerdo – porque a mi padre le hacía mucha gracia – un dibujo animado que lo repitieron en el 5 hasta el hartazgo, ahora quiero recordar el nombre y no me sale ( era algo como “chuletas quemadas”, ya me acordaré ) lo dieron casi un año entero, siempre en el horario infantil.
      ¿ Es que las autoridades creían que los niños éramos tontos ?
      Ya de paso anoto lo del Sodre pero radio, la que pasa música clásica : de vez en cuando un disco se terminaba y estabas no menos de 5 ó 6 minutos escuchando el final de la púa contra el disco hasta que algún espavilado se dignaba a cambiarlo y poner otro. Ojo, también podía estar rayado…. y la espera era la misma.
      Eran tiempos de “entrecasa”.

  2. […] complementa tecnicamente el post que como neófitos escribimos sobre los primeros televisores y los inseparables estabilizadores de voltaje. Qué bueno que es tener una voz calificada como la suya – con foto del aparatejo incluída […]


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: