Posted by: gabriel | 7 December 2009

“La feria de 28 de Febrero”, por Luis Falla

Ay....quién no compró un quesito en el mion-ca ( foto Luis Falla, 2009 )

Ay....quién no compró un quesito en el mion-ca ( foto Luis Falla, 2009 )

Los puestos y al fondo, el Liceo ( foto Luis Falla, 2009 )

Los puestos y al fondo, el Liceo ( foto Luis Falla, 2009 )

feria II

feria en 28 de febrero

Desde el fondo de los tiempos un antiguo mirador es testigo de la historia de Villa Sayago, Luisito remata su serie – de las que nos tiene gratamente interesados siempre – con esta perspectiva del tren llegando a la Estación, vigilado desde la calle Danubio.

Gracias Luis.

el mirador y el tren ( luis falla )

¿ Qué comprás en la Feria de 28 de Febrero ?, ahora no vas ?, pero antes ibas con tu madre ?, ¿ qué compraban entonces, qué recuerdos tenés ?


Creative Commons License
http://www.gabriel329.wordpress.com by gabriel329 is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Unported License.

Advertisements

Responses

  1. Como cada foto de Sayago, cuantos recuerdos, fotos son como la música o los olores, uno escucha un “Oldie” y le viene a la memoria, situaciones, momentos de su infancia o juventud, perfumes lo mismo, no se que planta sería, que hace un tiempo su perfume, que desde que me fui de Uruguay no había mas “olfateado” y me vino a la memoria inmediatamente, un momento de mi infancia, en el jardín de casa en Sayago.

    Aquí, viendo estas fotos de la Feria, a pesar de que hasta los mas pintorescos Mercados callejeros, en diferentes ciudades o pueblos de Europa, se parecen a esa Feria, hay detalles que me refrescan la memoria, hasta que me hace sentir ciertas emociones, del momento que las vivía, como los viernes, en la Feria de Vedia y Ariel, a la que muchas veces iba con una tía mía.

    Ese camión de venta de quesos, igual a uno que tenía cuando niño de juguete, no se ve en Europa mas que en viejos Films, pero ese Bedford, es como que dibuja un contorno determinadamente montevideano.

    No sé , existe hasta una cierta “desprolijidad” cálida, a la que uno no solo, se acostumbra, sino que casi la extraña.

    Gracias Luis por estas, al menos para mi, tan emotivas fotos, de nuestra inmortal realidad sayaguense.

    • Te diré Germán que algún pueblito perdido de los Apeninos – sí estoy como Marco …. – me encontré un día frente a un supermercado un feriante en camión, con quesos y verduras que no tenía mas que una diferencia geográfica con Montevideo…. la verdad es que lo único que lo diferenciaba es que el buen hombre hacía uso de la tecnología : tenía un altavoz de mano, ya no gritaba a voz en cuello !

      • También yo he visto feriantes con “alta tecnología”, como altoparlantes, pero no me parecen tan auténticos; me viene en mente, un “verdulero”, que pasaba una vez a la semana por nuestra calle, iba con un carro tirado a caballo y cargado de cajones de verdura, fruta y el nieto, y ambos gritaban alternándose, que bonito era, incluso recuerdo que pasaba un panadero o mejor dicho, un vendedor que traía cerca del mediodía, todos los días pan y bizcochos, con un carro de mano.

        Todas estas costumbres ya habían desaparecido, cuando dejé Uruguay.

        • Mirá lo que son las cosas, hablando por asociación surgen recuerdos que no estaban en la memoria RAM como dice Sergiouy : nadie recuerda el carrito de llevar a mano de la Panadería La Libertad ?, pintado en sus costados con el logo y con los “firuletes” muy a la usanza argentina-porteña ( son ases en el tema ), y una anécdota ingenua de mi viejo, contada por alguno de sus hermanos, que me llegó a mí :

          había un vendedor de frutas y verduras que pasaba con su carro cotidianamente por Payagúas, hay que conocer la calle para saber que si iba hasta el fondo, debería volver por el mismo camino, la calle no tiene salida. La cuestión es que este buen hombre, como todo voceador, cortaba las palabras – cosa de haragán o de experiencia – decía : tanjarina nará, tanjarina nará……

          La cuestión es que mi abuela un día le pidió a mi viejo – niño entonces – que parara al verdulero, no tuvo otra Don Gabriel que salir gritandole ” Don Nará, espere Don Nará…..”

          Cosas de barrio.

  2. Hola, muy bueno el tema de la feria de 28 de febrero.

    Tengo muchos recuerdos de cuando era chica, pre-escolar, e iba a la feria con mi abuelo; tomábamos por Propios, subiendo y bajando por las lomas para pasar las vías y luego llegando a la feria por “abajo”.

    Ibamos especialmente a comprar queso, dulce y mermeladas en un puesto tipo camioncito que quedaba enfrente al gimnasio.

    Por su puesto a la vuelta volvíamos por la estación y allí nos sentábamos a tomar algún refresco y a comer bizcochos mirando pasar los trenes para luego volver por la calle Reims.

    Ahora sigo yendo, a veces con compañía infantil, y compro frutas, verduras quesos y dulces. Es realmente un sitio de encuentro y me hace bien ir, es un sitio alegre, una tradición que viene desde los antiguos mercados y que no merece perderse.

    Recomendaciones: Frutas y verduras de Milton, el último por 28 de febrero, casi frente al gimnasio, el camioncito de los quesos en la esquina de la plaza, el del pescado frente al liceo.

    Además ahora la feria se ha puesto internacional, porque los americanos que juegan en Sayago son asiduos visitantes de la misma con el correspondiente séquito de niños que los siguen!!!
    saludos Virginia

  3. Esa desprolijidad, es la uruguayez tan nuestra.

    Mis sobrinas son paraguayas y cuando recorrieron las ferias ,incluida la de Tristan Narvaja quedaron encantadas.

    Las pocas veces que he viajado fuera del paisito,Paraguay y Argentina, extraño las cosas tan nuestras, y la forma en que las hacemos aunque cuando estamos nos molesten.

    German no me agradezcas, me gusta poder acercar algo de vuestro Sayago a quienes están un poco lejos.

    • Grande Luis, no se achique que ud es un fotógrafo del nivel de National Geographic !!!

    • Luis, no te imaginás, estando lejos, lo que significa ver fotos como las tuyas, te puedo decir, que uno recuerda todo y de todo, pero hay ciertas “pequeñas” cosas, como esa Feria sayaguense, inmortalizada en tus fotos, que a uno, no es que se le pasa por la mente todos los días, la Feria de 28 de febrero, lo emocionante es justamente eso, la sorpresa, lo conocido y archiconocido, pero que te detiene y uno mira y remira esas fotos, descubriendo cada vez, un pequeno detalle, algo que te trae en mente, grandísimos recuerdos, cosas irrepetibles que uno vivió, te repito, gracias, y no dejes de sorprendernos.
      un abrazo
      German


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: