Posted by: gabriel | 15 April 2010

” Gracias don Lucero exquisita entrada”, comenta Peti.

Peti - con la celeste en el pecho - y Claudia, su hija, 2009.


Queridos Gabriel Noelia y barrio Sayago.

El tamaño de mi letra ( escribe un mail en tamaño 25 ó 30 mas o menos ) marca qué nó veo un cura en la nieve, pero arranco.

Gracias don Lucero exquisita entrada. ”Se me pegará algo”‘tá difícil, ”el que nace para maceta no sale del corredor.

El culpable de los siguientes pasajes es Milton y metí reversa en el tiempo. Lalo, el apodo de Tarzán super conocido en el barrio rural como decís vos pero…. lo tengo algo borroso. Recuerdo al Zurdo, un botija qué era más facil sacarle una muela a un León qué a él una sonrisa, era Crack.

Una tarde estábamos con la gurisada más aburridos qué esperar el Tranvia rumbo a Santa Lucia y se nos ocurrió ir a comer uvas a la quinta que había pegado a la Fuca. Entre ellos estaban Pedrito y el Chacho (qué figura ! ) .Nó sé a quién se le ocurrió esta vez, pedir permiso ya que siempre pegábamos un saltito de Gorrión y Tá como decía el Sabalero. Recuerdan que había un portón que daba a la vía, lo abrimos y nos encaminamos hacia la casa. Aplaudimos más que un gol de Peñarol y a las mil y quinientas salieron y hete aquí lo que pasó : nos pegaron una corretiza que paramos en el Puente del Negro.

Jamás volvimos a pedir permiso. En otra ocasión estando en Aguas Corrientes el ‘Caballo’, el ‘Pata’, el ‘petiso’ Quevedo y otros gurises que tengo borrosos casi me matan de un infarto. En ese entonces habíamos comprado un bote, nuestros campamentos eran muy austeros nó como los botijas de Blog, la de ellos es el ”Conrad” , bueno el asunto fué que alguien de los ya y no nombrados me puso una anguila debajo de la almohada. Como en los cuentos de Lobizones, tenía que ser de noche encontrarla. Del julepe la ví como Anaconda creo que me alcanzaron en Progreso jaja.

Me parece que fué el Caballo, duda que tengo hasta la fecha.

Voy a tocar Conciliación no solo porque ahí vivía mi abuela Socorro sino que también es el barrio de uno de los grandes 10 de la época : Zelmar ‘cacaseno” Aguilera, flor de jugador de Sudamérica, la rompía.

Tambien tenía tías que le daban duro a la carneada de capones en épocas de veda….La cancha de Conciliación : ”Hay mamita !!! ”,tenías que tener corazón Sueco (de acero) para jugar ahí.

Había partidos de 60 jugando y 30 peleando jaja.

Volviendo a la entrada recuerdo a otro Don Lucero vivía en Carafí a 2 casas de la vía viniendo de Propios. Fanático de las damas ( las de tablero ) sus acérrimos rivales dos históricos del barrio,el Gallego Cambre y el Gallego Paco – que vivía en mi calle – Oficial s/n a una casa del internacional Paulino Garcia creo que ganador de la vuelta al Uruguay un lujo del barrio.

Bueno Orientales le tengo fé a la Celeste los ví jugar contra Suecia y me gustó. Los muchachos se sacaron el peso de la calificación de encima los ví mas sueltitos.

Vamos muchachos regresen a Uruguay al lugar de donde no tenía que haber salido.

PD. : Dale Pocho, tás como los Trucidos bien lentejas.

Un abrazo SAYAGO


Creative Commons License
http://www.gabriel329.wordpress.com by gabriel329 is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Unported License.


Responses

  1. Peti, si habré escuchado historias de campamentos austeros… ahora que vos empezaste con el tema, pero confesá : alguna gallinita se comía ja ja , según cuentan las leyendas por ahí salían con las manos en los bolsillos y había que sobrevivir ( algun guisito salía ).

    Me decís que las canchas de Conciliación eran bravas, mas brava era esa barra que le pegaba una patada al León adentro de la jaula ja ja , porque según cuentan por ahí, no solo que iban y jugaban y ganaban armando lío sino que se volvia a ir .

    Por eso yo hablo del Sayago Rural cosa que había tomado como natural hasta hoy día que leo el Blog y veo que había otra parte de Sayago.

    Estoy en deuda y siempre la reconozco voy a tener que ir por el Barrio a charlar con la barra veterana y sacarle alguna que otra anécdota .

    Don Paulino, me dice Doña Rosa ( mi vieja ) alquilaba bicicletas los fines de semana a la gurisada .

    Claudia : cuidá a este pibe maduro que es el Peti, porque se lo quiere muchísimo por estos lados .

    Una leyenda de nuestro Barrio.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: