Posted by: gabriel | 13 September 2010

“Desde pequeño quise jugar al basquetbol”, nos cuenta Fernando SX(M)

Fernando con las promesas del club Sayago ( © 2010 F.Manzoni )

Desde pequeño quise jugar al basquetbol, pero la vida, quien sabe porquè, nunca me diò la posibilidad de practicarlo.

Me acuerdo de haber participado a la “selecciòn” del liceo y haber jugado nada menos que en el Cilindro Municipal contra otro liceo, de haber probado un entrenamiento en el viejo Club Sayago de la calle 28 de Febrero, pero mi carrera de basquetbolista quedò en eso.

Logicamente me ha siempre gustado el baloncesto como dicen los españoles, y he seguido con atenciòn los encuentros por televisiòn y alguna que otra vez directamente de las canchas.

Me acuerdo del Peñarol de la década del ochenta con Bo Kajcson, Juan R. Blanc, Joe Mc Call, Hebert Nuñez, Alvaro Tito y otros, me recuerdo los partidos de Sayago contra Aurinegro a puertas cerradas y todos subidos en el techo de la Commer de mi viejo para tratar de ver por arriba del muro el final del partido, me acuerdo de la caravana volviendo a casa por Millàn a las once de la noche festejando el haber ganado algùn ascenso.

Club Sayago ( foto Guillermo Garrone, 2009 )


Fue asi, cargado de recuerdos, que me acerquè en una nochecita fria de agosto, a la nueva cancha del Club Sayago, buscando con nostalgia, sentir picar la pelota.

En realidad, la vida me ha acercado al basquetbol activamente, ya que desde hace diez años, después de haber hecho una serie de cursos, dirijo varios equipos de formativas en Italia, desde los más pequeñitos hasta los jóvenes de 18 años, además de arbitrar partidos a nivel regional en Lombardia, pero la curiosidad de ver en actividad los jóvenes sayaguenses, me llevó a entrar tímidamente en la nueva (por lo menos para mi) cancha del club del barrio.

Les puedo asegurar que después del primer entrenamiento que vi, estuve allí todas las santas tardes, al punto de crear alguna desconfianza en el técnico Perdomo que cada tanto miraba hacia la tribuna pensando a algún espia de cualquier contrincante, pero no, estaba ahí junto a Matteo, mi hijo, para ver uno tras otros los entrenamientos de las distintas categorías, disfrutando del momento e de la simplicidad con que estos se desarrollaban.

Ni que hablar de los domingos, cuando por tres o cuatro horas, las formativas juegan en sus respectivos campeonatos, bizcochos en la mano, nos sentábamos a mirar los partidos y a alentar a los jugadores del barrio que hacían el posible para ganar los encuentros.

En definitiva, Sayago me dio una pasión que crece cada día mas acá en Italia, enseñando a los jóvenes italianos a picar una pelota o a tirar a un tablero, y me llevo en este mes de agosto, una carga de optimismo y ganas de seguir haciendo escuela porque he visto justamente eso: gente con ganas de seguir adelante, en las noches frías y lluviosas de agosto, entrenándose en un gimnasio con pasión y alegría…esto es lo que cuenta en la vida, dar el todo por el todo y sobretodo, tratar de embocar el balón en el aro.

Fernando Manzoni SX(M).


Creative Commons License
http://www.gabriel329.wordpress.com by gabriel329 is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Unported License.


Responses

  1. Fernando, subimos ese año pero nos quitaron los puntos en la federación.

    como éramos porfiados volvimos subir al año siguiente ganandole la final a Barrio Obrero en la cancha de Trouville, te acordas…???

    Era una época muy linda, disfrutabamos mucho del deporte y de vestir la rojiazul que era nuestra pasión

    Todavia nos continuamos reuniendo una vez al año en Montevideo los que quedamos de aquellos momentos y vivimos en el extranjero, lamentablemente nos faltan amigos como el querido Coco Martino,el cacho Merello, el canario Raviolo y otros que se sumaron en aquellos momentos a la gran cantidad de hinchas que seguían al cuadro de “la isla” a todas las canchas en donde nos tocaba jugar y aveces hasta pelear para poder salir enteros del evento.

    Un saludo
    Mario Bertocchi

  2. Me parece mentira ubicar al “cabeza” Bertochi que creo andas por Venezuela !!!!!! Soy Emilio Silva Martino (mimito) … ahora en Sevilla España, un abrazo


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: