Posted by: gabriel | 4 January 2011

BIBLIOGRAFÍA PARA UNA HISTORIA DEL URUGUAY, por Jorge Rossi

El Profesor Rossi en un discurso con motivo de un nuevo aniversario de la Batalla de Las Piedras ( © J.Rossi )


Los historiadores escriben una historia que surge de las preocupaciones de su presente y de sus circunstancias filosóficas y personales.

De ahí que surjan a lo largo del tiempo distintas corrientes historiográficas que tienen sus propias conclusiones y formas de ver el pasado, aunque estén estudiando los mismos documentos.

Durante gran parte de la historia moderna y contemporánea se ha escrito sobre la vida de los grandes personajes que hicieron la historia, sobre las batallas ganadas o perdidas, sobre las políticas que llevaron los gobernantes de esos tiempos y sobre las intrigas que llevaron a una u otra forma de gobierno.

Durante el siglo XIX dos corrientes describen los hechos históricos. Porque ese era el objetivo: describir con mayor objetividad los hechos. Esas corrientes son la romántica y la positivista. Creo que se diferencian en una sola cosa: la forma de expresarse y el fondo estético de dicha escritura. Es en el siglo XXI que se empieza a estudiar esa relación entre narración e historia. También el siglo XXI es el de la diversidad de corrientes y temas de estudio.

En nuestro país se dan más o menos esas corrientes. A veces son los escritores como Acevedo Díaz, basado en los escritos de su pariente el general Antonio Díaz, y Zorrilla de San Martín. Luego aparecen historiadores más serios y menos literarios. La discusión de ese momento es la figura de Artigas que dominará la escena durante toda nuestra historia.

El silgo XX es el de los estudios más serios de la historia del Uruguay. Esto en cuanto a hacer historias totales, desde nuestra prehistoria a nuestra actualidad. Se encuentran pocas porque es casi imposible hacer una historia en profundidad de todo lo que ha ocurrido en un país durante siglos.

Es lo que ha ocurrido con los indígenas que se tenían muy pocos datos hace 30 años y ahora con una base científica mayor se han descubierto cosas increíbles. Tenemos unos 10 mil años de prehistoria, por lo menos. Hay algunas investigaciones que lo llevan mucho más lejos. Pero que ocurre. Hay dos o tres libros publicados sobre la prehistoria uruguaya: Petit Muñoz, Pi Hugarte y Vidart. Los descubrimientos más serios de las cátedras de Arqueología y Antropología están en papeles o CDs en la Facultad. No son de dominio público.

Entonces por un lado las corrientes ideológicas que rodean a la historia y por otro la falta de publicación o publicaciones parciales de diferentes autores que pueden decir cosas distintas porque han interpretado diferente documentación.

Es importante referirmos al revisionismo histórico, que comenzó en Argentina como grupo de historiadores organizados, pero que había comenzado en Uruguay con la discusión acerca de la figura de Artigas. En Argentina, más o menos en época de Perón, aparecen historiadores que interpretan distinto todo lo que se refiere a la importancia que tuvieron los caudillos en la historia argentina. Sarmiento había puesto las cosas en una posición demasiado radical: o civilización o barbarie. Pero la civilización era lo que venía de Europa. Con una nueva conciencia nacional la historia comienza a ver que la civilización sarmientina no es tan civilizada (una de las frases celebres de Sarmiento: no escatime sangre de gaucho que es lo único que tienen de humano).

Para Uruguay las cosas se han complicado mucho más porque se escribió una historia oficial por parte del Estado que estuvo dominado por el Partido Colorado por casi cien años. Eso hace que el libro principal en ese sentido sea la Historia Patria del Hermano Libro de enseñanza pero que en los tomos que iban dirigidos a los bachilleres tiene información y opiniones muy serias en el sentido que íbamos caminando.

En esta historia oficial las opiniones más difíciles de aceptar son la fecha de la independencia, las personalidades y obra de Rivera y Flores. Los gobiernos de Latorre y Santos también fueron analizados del punto de vista político y se los tildó de lo peor, sin analizar aspectos sociales, económicos o culturales.

Con la Generación del 45 aparecen otros historiadores, en general alumnos del que abrió la corriente revisionista (con la influencia de Luis Alberto de Herrera) el profesor Pivel Devoto. Este grupo se dividía, un poco groseramente, en aquellos que eran marxistas y aquellos que estaban influenciados por las Escuela de los Annales francesa. De todas maneras ambos grupos se comienzan a preocupar por otros temas, fundamentalmente la economía. Salen Historia económica de la revolución artiguista de Barrán y Nahum; y por otro lado Artigas, tierra y revolución. Luego estos historiadores, individualmente o grupalmente, continuaron escribiendo sobre los mismos temas pero sobre el resto del siglo XIX y XX.

En definitiva te podría hacer una lista de Historias Generales del Uruguay¸ con las salvedades anteriores y algunas que han aparecido a fines del siglo XX y principios del XXI.

Ellas son:

– Hermano Damasceno.(1946) “Ensayo de Historia Patria” 2 tomos Montevideo. Barreiro.
– Acevedo, Eduardo. (1933) “Anales Históricos del Uruguay” 6 tomos. Montevideo. Barreiro.
– Pivel Devoto, J. E; Rainieri, A.(1945) “Historia de la República del Uruguay” Montevideo. Medina.
– VVAA. (1968) “Enciclopedia uruguaya” 60 fascículos. Montevideo. Editores reunidos. Arca.
– Zum Felde, A.;(1971) “Proceso Histórico del Uruguay. Esquema de su sociología” Montevideo. Arca
– Machado, C. (1973) “Historia de los orientales” Montevideo. EBO.
– Reyes Abadie, W.; Vazquez Romero, A. (1979) Montevideo. EBO.
– Caetano, Gerardo; Rilla José (1999) “Historia Contemporánea del Uruguay” Montevideo. CLAEH – Editorial Fin de Siglo.
– VVAA (1990) “Historia uruguaya” Montevideo. EBO.
– Nahum, B. (1993) Manual de Historia del Uruguay” 2 tomos Montevideo. EBO.

Tendría que hacer un análisis de cada una y descubrir qué ideología o posición tienen con respecto a los principales problemas del la historia uruguaya. Las editoriales y fechas corresponden a los libros de mi biblioteca.

Jorge Rossi Silva.


Creative Commons License
http://www.gabriel329.wordpress.com by gabriel329 is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Unported License.

Advertisements

Responses

  1. Es cierto, se acerca el Bicentenario, pero, ¿ Uds se imaginan que hubiera sido de nosotros si en 1807, o sea tan solo cuatro años antes, Buenos Aires no hubiese podido rechazar a la segunda Invasiòn Inglesa? y en consecuencia, Montevideo seguiría hoy bajo dominio Inglès y bien afianzado, desde el punto de vista político y comercial.

    Hoy seríamos parte de la Commonwealth Británica, Peñarol no existiría, serìa todavía el CURCC, y AFE sería un relojito, con trenes modernos , limpios y puntuales.

    Y pensar que dicen los textos , que cuando se rindieron los ingleses en Baires, un español hizo poner a último momento en el texto de la capitulaciòn, que las tropas inglesas abandonasen Montevideo en 60 dìas…..

    Gracias Gallego ¡¡¡¡

  2. hola gabriel ,este historiador ,jorge rossi ,hiba el liceo 23 ? porque yo tenia un compañero con ese nombre ,tambien los 4 años que estube alli ,recuerdo que era muy rubio y petiso ,claro los años pasaron ,y las facciones tambien ,bay bay ,

    • Teresa, Jorge es unos cuantos años mayor que nosotros, para darte una idea, cuando iba a la 110 – la Escuela – él ya era mi profe particular de inglés. Debe ser otro Jorge, otro Rossi.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: