Posted by: gabriel | 28 June 2011

“Era una tarde gris de junio del setenta y pico… “, nos cuenta Ernesto

El sol de la tarde cae sobre la calle Danubio

Era una tarde gris de junio del setenta y pico… con mis 15 o 16 años, mi cabeza transitaba entre pruebas semestrales y mi primer gran amor… El director del 23 en ese entonces, Tarnosky, me habia pedido especialmente que integrara el grupo que representaria al liceo en Tele Match, pero yo tenia un dilema interior, ya que era abanderado, pero en Educacion fisica no era desequilibrante como otros compañeros que si merecian estar alli. “Tengo que hablar con el profe de Ed. Fisica y decirle que no voy a participar…”

Arranqué por Danubio hacia arriba, para ir por el caminito (asi llamabamos al trayecto junto a la via, desde Danubio hasta la estacion), rodear el liceo y llegar al Gimnasio.
Pero en mi mente, solo estaba la imagen de ella, y el deseo de que la casualidad permitiera encontrarla en algun lugar.

Al cruzar la via y pasar junto al monolito que homenajea al Dr. Guerra, la vi doblar hacia mi, desde 28 de febrero.
Le explique, entre balbuceos, mis planes confusos. “Te acompaño” dijo. Con ella a mi lado, todo resulto mas facil. Se hablo no se de que con el profe, y como flotando, fuimos hasta Mirbe Tv, donde ella tenia que averiguar el precio de no se que cosa, a pedido de la mama.
Tomamos por Elias Regules, bien despacito, a la derecha por Av. Sayago y a la izquierda en Ariel.
Con el pecho reventando le dije si queria que la acompañara a la casa, y ante su respuesta afirmativa, alla arrancamos. Intimamente, agradeci que viviera en Millan y Lecocq, ya que esa caminata me energizaria para el resto… de mis dias?

Fuimos por la acera Norte de Ariel, pasando por el antiguo Banco de Londres, la Oda y casa Tanti, en la esquina de Ignacio Rivas, la panaderia la Libertad, lo de Rubinstein, el pequeño comercio de Nelson Sobrero, la relojeria de su padre… no se si todavia estaba la ferreteria de Piñeiro… la zapateria Princess, la farmacia Calveira… Cruzamos la via y ya no sentiamos frio, y si estaba gris, nadie lo notaba…
La casa de los empleados de AFE, con su abundante forestacion, la panaderia De Rus, con don Sabino a los gritos con su esposa y sus hijos Martin y Elenita (hoy la doctora Elena), la barraca Molesini, en la esquina de Garzon, y de alli en adelante un largo camino por el Sayago semi rural que venia luego de Carafi.

La dejé en su casa, y volvi con su perfume en mi mano derecha… Volvi por Millan, recreando mis ojos con el inmenso campo que se extendia hasta Villa Teresa, a la izquierda por Martin Ximeno, a la derecha por Sauce, a la izquierda por Garzon, y de vuelta a casa… Cuánto tiempo habia transcurrido? no lo sé, porque se había detenido…

Ese es el barrio que conservo en mi memoria, y que jamás se irá de alli, pese a ensanches de calles y cortes de árboles…
Viejo y querido Sayago…

Saludos, Ernesto Tappin


Creative Commons License
http://www.gabriel329.wordpress.com by gabriel329 is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Unported License.


Responses

  1. Pah loco, te casaste con ella al final ????

  2. Ufff Que maravilla de paseo, no la conocí a ella pero casi me sentí en la piel de Ernesto, a quien no le pasó?

    Primeros amores, primeros porrazos del gusto de la vida.

    Si señor, quince o dieciseis..

    • A mí me pasaba que cada vez que me conseguía “una novia” era en los momentos de cambio de hora – o sea, adelantaban la hora – por lo que a la salida
      del liceo a las 20 hs – que en cualquier momento es de noche – y se podía “apretar” era completamente de día, por supuesto que en relación a la época y la edad, estábamos tan cohibidos que unos besitos y dejarla a unas cuadras de su casa, porque…..con qué cuento llegaba hasta la puerta a la luz del sol ?
      Aquí también era culpable el gobierno !!! ja,ja,ja,ja.

  3. Perdón ,perdón como es eso? hay un intruso en Millán y Lecocq, Estamos todos espectantes en la “terminal” del 10 y resulta que se nos coló alguién hay que dar todas las explicaciones , como se llama, trabaja o estudia, como se llama la vecinita Espero respuestas

  4. Qué buena época esa de los mandados interminables, con el tiempo detenido…
    También noto que muchos de los comercios que nombra aún existen entre los nuevos, y a pesar del devoto. Y que el pequeño local de Sobrero hoy ocupa casi toda la manzana. …El progreso…ése nunca va a cambiar nuestros hermosos recuerdos. Eso es Sayago, además del sitio que hoy ocupa. Gracias por compartirlo. Me recordó a MI primer amor, que posiblemente lea este post, y se sienta aludido.

    Saludos.

  5. Perdón Marta , una pregunta ¿encaró tu primer amor?

  6. Estimados amigos:
    Respondiendo en orden a Gustavo y Fernando:

    No… no me casé con ella… seguimos siendo amigos, aunque nos vemos muuuuuuy de vez en cuando. Ella vivia en una calle identificada como calle 2.
    Sin nombres, sin nombres para no compometer. Ja ja.
    La vida nos llevo por caminos muy diferentes.

    En futuros paseos, les contare como siguio esa y otras historias.

    Un abrazo enorme, vecinos.

    Ernesto Tappin

  7. Muy buena historia , pero hay que ponerle un poco de musica para mi gusto y va una http://www.youtube.com/watch?v=kybeq2dWBf8 .

  8. Este muchacho me sorprende cada vez que interviene.
    Ernesto, deberias animarte y publicar tus vivencias. Tenes una manera especial de retratar, a traves de anecdotas, la esencia de nuestro barrio.
    No dejes de emocionarnos.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: