Posted by: gabriel | 10 March 2013

“Incluso se ha muerto gente que no lo había hecho antes….”

carroza-funebre_02

La del título es la frase que utiliza un amigo cuando se entera del fallecimiento de alguien y de alguna manera escapa a través del humor de la carga afectiva que le presenta la noticia.

Es que todos tenemos fecha de caducidad, gracias a Dios la desconocemos. La muerte es algo que tenemos presente, marcada en el simple hecho de vivir, pero que no puede incidir en nuestro esfuerzo de vivir de la mejor manera el día a día, hoy la sociedad ha ido ocultando – o disimulando vale decir – los signos de este destino.

Hace unas semanas se realizó en Barcelona un desfile de carrozas fúnebres, lo que me hizo recordar mis primeras impresiones cuando me enfrenté en la calle con una de ellas….eran vehículos inmensos de grandes, tan grandes como negros y acompañados en fila de unos cadillacs de 8 cilindros de 4 puertas de unas dimensiones similares a un ómnibus.

No sé cuando, desaparecieron y el cambio disimuló la tristeza propia de los cortejos fúnebres, tempranamente desaparecieron también los “velorios” en casas de familia – el último, y creo el único que viví, fue el de mi abuela paterna – y la vestimenta “de luto”, una costumbre que aunaba la ropa de las gallegas – totalmente negra – con el consabido respeto por el difunto.

Incluso recuerdo haber visto a mi padre vistiendo un brazalete negro cuando falleció su padre…..ese día – y eso lo notábamos los niños aunque no asistíamos al velatorio – no nos dejaron ver televisión, ni escuchar radio y menos hacer ruidos…costumbres de “campaña” ? Sí, es posible, mi padre era de Fray Bentos.

Muchos no sayaguenses conocían por primera vez el barrio cuando debían pasarse por la Empresa Moro, “cumplían con el pésame” a la familia del difunto, tomaban su café en el Adipe y volvían a sus actividades normales.

Y todo esto también es parte de la vida.


Fotografía que ilustra el post tomada de Carrozas Fúnebres Exóticas


Creative Commons License
http://www.gabriel329.wordpress.com by gabriel329 is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Unported License.


Responses

  1. Este blog es de muy mal gusto porque para aquellas personas que recientemente hayan perdido a un ser querido sin poder verlo y aunque lo hayan visto en su funeral este blog revive el dolor otra vez.

    Creía que esta página era solamente para lindos recuerdos de familiares,vecinos y amigos de Sayago.Aunque la partida a otra vida es parte de esta vida que cuando esta página llegue hasta los que la miramos solo esperamos que sea portadora de alegrías!

  2. Anonymous:
    La muerte es un tema tabú en Uruguay, se entiende, y también creo que todos hemos pasados por el momento inevitable de perder un ser querido.
    Yo no escribí la nota, y sin entrar en polémicas veo que no se le falta el respeto a nadie en su contenido, el título tal vez un poco irónico, no es más que una frase que yo he escuchado cientos de veces, y que incluso a veces he pronunciado en chiste.

    No debemos perder el humor pese a todo, me parece.

    • Sr Miguel:

      Con todo mi respeto quiero simplemente decirle que no fue mi intención en ningun momento criticar mal la nota.Sino que creo como dije antes que el blog de Sayago es para recordar el barrio,encontrar vecinos y amigos de años pasados.

      Y que aquellos que no viven en nuestro querido Uruguay como yo que lo deje hace muchos años y vivo en EEUU,cuando encontré este blog, encontré alegías porque me pude comunicar con una persona muy allegada a mi familia y fue fantástico también con las fotos que la gente envia ver como mi querido Sayago ha cambiado con los años.

      Hay hoy en el mundo desgraciadamente mucha tristeza y tantas cosas desagradables que cuando miramos un blog es para encontrar algo mas alegre que una carroza de servicio fúnebre.

      En estos días tan difíciles que vive la humanidad creo que para mantener el espíritu alto es leer acerca de temas que nos brinden alegrías.

      Gracias por tomar tiempo para leer mis palabras.

  3. Yo vivo desde que tengo memoria en la calle Luis Giralt, a media cuadra de la empresa Moro, referencia que me sirvió muchas veces para ubicar mi dirección a gente que iba a venir a mi casa y nunca había oído hablar de Sayago.

    Exactamente en frente de la casa de la familia Moro, que ya lleva alojando a la cuarta generación.

    Gran parte de mi familia ha sido despedida en la empresa, y confieso que trastablillé el dia que le toco a mi padre, que por ser el un buen vecino de toda la vida nos brindaron un trato preferecial.

    Sin embargo, no deja de ser interesante el desfile que cuentan, ya que antes la muerte llevaba un ritual que iba desde lo rimbombante hasta lo sádico.

    Por suerte hoy eso ha cambiado mucho, y hoy ya casi nadie sobrelleva un velorio de 24 hs, noche entera, etc.

    Por suerte se han dado cuenta que un rato mínimo es suficiente para que quien lo necesite se arrime a saludar y todo se termine rapido, para que cada uno siga su duelo íntimamente, como mas lo pueda sobrellevar.

    Pienso que hay que perderle el miedo a la muerte, y confieso que yo aun no lo logro, pero asumir la de los que nos rodean colabora.

    Hace tiempo si pasabas por la vereda de la empresa y mirabas para adentro de la cochera, veías una carroza parecida a la de la foto (de algun estilo artístico?), que luego fue usada en la película “polvo nuestro que estas en los cielos” de
    Beatriz Flores Silva.

    PD: perdonen que no use tildes, pero no los encuentro en este teclado que estoy usando.
    Saludos

    • Marta, gracias por tu comentario.

      Por supuesto que no todo el mundo debe estar de acuerdo con lo que escribimos, simplemente – como los rituales funerarios que vivimos de pequeños – son recuerdos que nos han marcado.

      Volviendo al tema de Barcelona, no salía de mi asombro, cuando en un centro comercial ( equivalente al Punta Carretas Shopping ), en el espacio central, se veía una exposición de coches funerarios – tirados por caballos, algunos de ellos con los caballos de resina – carruajes que se han utilizado desde siempre para despedir a grandes hombres y mujeres de la sociedad.

      Y sí, no dejo de recordar la presencia severa de aquellos primeros vehículos funerarios que vi cuando era pequeño, los tenían todas las empresas y a su paso por la calle imponían respeto y temor, los tiempos cambian, como dices tu : por suerte.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: