Posted by: gabriel | 8 January 2017

La Academia Araquistain, por Gerardo

Primer plano de Eli transmitiendo en directo por el móvil para los que no estábamos allí, en medio, conversando con Gerardo, Beatriz.

Primer plano de Eli transmitiendo en directo por el móvil para los que no estábamos allí, en medio, conversando con Gerardo, Norma.

De la historia de Sayago : la Academia de Dactilografìa Araquistain

Gerardo, con quien retomamos contacto a través de un grupo de WhatsApp de compañeros del Liceo 23 ( ver post : Reencuentro de compañeros del 23 ) nos cuenta parte de su historia familiar, la de la Academia de Dactilografía y Contabilidad que dirigía su mamá en Camino Ariel y Vedia.

Gerardo: ¿Qué puedes contarnos de la historia de la Academia de tu mamá ?

Mamá inició la Academia en los inicios de los 60s y bajó la cortina a mediados de los años 90s.
El inicio fue casi de casualidad, una “gauchada” de una amiga que quería aprender dactilografía y luego trajo a una amiga, pero, en realidad la Academia en Sayago ( que no es Racing ) viene desde mucho antes, pues mi abuela fundó en la década de los 30s la primera versión, que mantuvo hasta los 60s, cuando se jubiló.

Avenida Sayago en verano, por Mario © 2010

Avenida Sayago en verano, por Mario © 2010


La Academia de la abuela estuvo en Avenida Sayago 1079, frente a la puerta del Colegio de las Monjas, pegado a la casa del viejo Garrone.
O sea que los Araquistain están enseñando en Sayago desde los 30 hasta los 90s, Mamá enseñaba dactilografía, taquigrafía y contabilidad.

¿ Me imagino Gerardo que habrás visto pasar medio barrio por allí, a quiénes recordás como alumnos/as? ( Queda pendiente la respuesta …)
Alguno de los lectores ha sido alumno ? Buen alumno quizás?



http://www.gabriel329.wordpress.com by gabriel329 is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Unported License.

Advertisements

Responses

  1. Senor Gerardo: Mi nombre es Carmen E.Cabrera y mi familia vivía en Ignacio Rivas 1090 al lado de la familia Lucotti.
    Me gustaría saber si usted conoció a mi familia.También mi cuñado, Alfredo Roca, tenía un taller al lado donde nosotros vivíamos.Y una de mis hermanas fue a la academia de peluquería Martha.
    Mi familia siempre vivió en Sayago…. tíos y primos.
    Feliz Año y gusto en saluldarlo.

    Carmen

    • Sr.Gerardo ojala que lea mi mensahe seria una gran alegria saber si usted conocio a alguien de mi familia.Saludos Carmen

      • Le pasaremos a Gerardo tus comentarios Carmen!

  2. Estimado Gabriel : Tanto tiempo sin comunicarnos.
    Acá estamos de vuelta para seguir recordando perosnas, lugares, olores y sabores del querido barrio.
    La Academia SAYAGO!! Por supuesto que fui su alumno, ni bueno ni malo, digamos que alumno necesario. En paralelo al Liceo , había que “prepararse para la vida” y una preparación “imprescindible” era escribir a máquina. Un concepto parecido (salvando las distancias) a lo que hoy sería aprender algo de informática, si es que aspiramos a conseguir un trabajo.
    Se entraba a la Academia por una puerta de hierro con vidrios y en la primera sala a la izquierda se desplegaban sobre mesas de madera , las Underwood y Remington, algunas de ellas con teclado ciego, como aquella con la que di mi examen final, escribiendo la “impresionante” cantidad de 35 palabras promedio por minuto.La verdad que estaba deseando alcanzar ese mínimo exigido, para levantar mi diploma y terminar con el “asdfg ñlkjh” (era esa la primera lección). También aprendí algo de Taquigrafía, en la sala contigua a la ya descrita, pero abandoné por fatiga intelectual.
    Recuerdo como anécdota que la casa de la familia Araquistain, donde funcionaba la Academia en Ariel casi Vedia , tenía una claraboya que fue arrasada por una terrible granizada que ocurrió en el barrio tal vez en al año 1966 o 1967. Recuerdos, que por algún motivo me quedaron grabados.
    Espero que con este aporte, se sumen otros alumnos , que tal vez fueron en mi misma época y que hoy no recuerdo.
    Un abrazo grande , y tal vez pueda retornar a mis aportes periódicos. Aún hay mucho para contar de Sayago y de los sayaguenses.
    Hasta la próxima

    • Recuerdo esa granizada!
      Un viento terrible y una tormenta como las que hubo en el 2016!! Recuerdo que en casa nos levantaron de la cama y nos refugiamos todos en la cocina, donde la edificación era “mas fuerte”, “de plancha”…..fuera, y a través de un vidrio que rompió un granizo se veía un manto de hielo por donde alcanzábamos a ver del patio…..
      El ruido era ensordecedor, recordar que los inmigrantes gallegos hacían sus casitas de techo de chapa de zinc y nosotros cumplíamos al pie de la letra este paradigma….

  3. Hola Gabriel, desde el cerro del Burro en Piriapolis te mando algunos recuerdos. Supe aprender dactilografia en la Academia Araquistain.
    Buena gente, ademas la profe nos pasaba laburo, copiabamos apuntes de estudiantes universitarios ( no había fotocopias) por los cuales nos ganábamos algun pesito y ademas practicábamos. Sayaguenses de pura cepa.
    Aquellas viejas Underwood, Oliveti etc en las cuales había que pegar terribles dedazos para poder escribir.
    Con los años mi Sra. que trabajaba en un estudio contable hizo amistad con la Tía, Pocha Ariquistain, que trabajaba en la vieja DGI en la calle Rondeau, que según mi señora era la única de la sección que sabía todos los trámites y a la cual recurría para no perder el tiempo haciendo formularios o colas sin sentido. Recuerdos hermosos de un Sayago familiar donde cada uno conocía a los demas.

    Un abrazo. El luicho

    PD Aquellos viejos aprendizajes aun me sirven en la compu donde mis hijos y amigos se sorprenden porque no miro el teclado al escribir. Y los jovatos agiornados somos así.

    • Luicho!
      Somos una sociedad totalmente informatizada, pero….ya lo dices tú, solo los jovatos escribimos con todos los dedos de la mano!! Hay gente que con el tiempo alcanza gran velocidad con dos o tres dedos, pero la comodidad de hacerlo “como es debido” no tiene precio!.
      Yo estudié en la otra Academia, la que estaba al lado de Nebuloni, el sastre. Hice un intensivo de 4 horas por día durante dos semanas….es como andar en bici, no te olvidás mas….y sí, con las Remington, que era como escribir con un tanque de guerra.

      • Hola acabo de leer sobre la Academia y la emoción ha sido muy fuerte. Me llamo Cecilia Capurro y soy profesora de inglés. Durante muchos años tuve el honor de dar clases allí junto a Nelly una mujer maravillosa y gran profesora. Recuerdo a sus tres hijos perfectamente. Ya no vivo en Sayago pero tengo toda mi familia allí Gracias Gerardo por traerme tan lindos recuerdos

        • Cecilia, gracias por tu comentario….la vida nos ha vuelto a reencontrar con Gerardo y le exprimimos la memoria para que nos contara algo de la historia Académico-Familiar, para que fuera disfrutada por gente como tú…


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: