Posteado por: gabriel | 8 julio 2018

Yolanda la limpiadora, por Carlos de Huelva

Escuela Suiza 62, por Carlitos Alem

Escuela Suiza 62, por Carlitos Alem

Les costará – partiendo del viejo Carlos de hoy – rescatar el nenito de pelos tiesos y renegridos,limpito, educadito (a fuerza de la estoica acción de sus mayores) que fue , allá por los cincuenta y 57, el “Carlitos”.

De esa época de nenito flaco, largo, limpito y educadito, es esta historia.

En la escuela (Escuela Pública Nº 62) pululaba una fauna diversa.
“Compañeritos” aplicados – que luego serían personalidades nacionales – “compañeritos” imbancables por desajustados, que serían luego delincuentes y, la viceversa de la calificación: “compañeritos” delincuentes que llegarían (país bondadoso) a empleados públicos – si el arma usada era una común “.38” – o a Ministros, si lo usado hubiera sido una metralleta y aquellos pusilánimes compañeritos que nunca llegaron a nada…

Carlitos – demasiado limpito y educadito para mi gusto actual – entró en la última calificación. Nunca llegó a nada… Pero se solaza recordando aquellos “cincuenta y pocos” en que su vida era otra.

La Escuela Pública del cincuenta y siete era la misma – progresismo más, liberalismo menos – que la actual. Maestros que – cuando mucho – se mantenían todo el año en sus aulas. Maestros Suplentes, Directores Suplentes, Efectivos… pocos Interinos… … ¡Igual!.

Lo que sí era “efectivo”, constante, permanente, era la presencia de Yolanda…
Relativamente delgada, de edad indefinida, jovial, con el cabello recogido en un rodete, Yolanda era la “continuidad”… Yolanda … Casada con el milico Maciel…
Si antes les hubiera contado las veces que canté :”Juan retazo de los cielos de los cielos” en la marcha “Mi Bandera”, les costaría menos creer la indignación que en mi mente infantil creó la letra de aquel tango aciago:

”En una noche de Reyes,
cuando a mi hogar regresaba
comprobé que me engañaba
con el ”amigo Maciel”…

¡Maciel…!!! sin dudas, el marido de Yolanda… ¡Milico de mierda…engañaba a la pobre Yolanda!!!

Hubieron de pasar años para que mis oídos – evidentemente, duros desde la más tierna infancia – captaran: “Con el amigo más fiel” y me congraciaran con el pobre milico.

Yolanda, amigos, era “La Limpiadora de la Escuela Suiza nº 62”… así, con mayúsculas. “Limpiadora Efectiva” … resumido, amigos, mucho más “efectiva” que los Maestros…que los Directores… “La continuidad” era, Yolanda…La Esuela 62…era Yolanda…

No sólo limpiaba. “Componía” – tanto la relación de dos gurises que, en el patio “se habían cagado a trompadas”, como la de algún Maestro en conflicto con el colega ”Desbastaba” las enorme diferencias, los abismales conflictos…hasta hacerlos humanamente tratables.


Yolanda se jubiló.
Dicho de otras manera,: “la Escuela 62 no tiene más a Yolanda”…
Nadie es imprescindible. La higiene de la escuela se habrá visto igualmente atendida por nuevas “limpiadoras”…
Pero está el “plus”…


Por ese “plus” que no consta en ningún contrato y no podrá –
jamás – determinarse en el “perfil del cargo”, es que el “Club de Leones”, en su muy loable deseo de destacar la acción de “seres comunes” que han trascendido en la localidad por la perfección con que han encarado sus obligaciones, han premiado – año a año – a excelentes médicos, destacadas Comisiones… y , en el ’87 a “Yolanda ”… con el “León de Oro”, otorgado sólo a destacados…

Hace algunos años, en una de las últimas elecciones – que me
obligan a allegarme a mi Montevideo natal – voté en la Universidad Católica – en 8 de octubre y Estero Bellaco -…
En un banco (en uno de los largos pasillos de lo que un día fue seminario), Yolanda disfrutaba – con sus nietos – del sol primaveral.

El beso fue enorme…sentido… No sé si habrá podido discernir – entre los miles de gurises que trató en su vida – quien era Carlitos, el flaco, largo y de pelos tiesos”….
Cincuenta y tantos años habían pasado, una emigración casi que forzada, unos pelos tiesos y negros, que se han negado a permanecer en su lugar de origen y en su color primario.

Déjenme pensar que sí, amigos… Déjenme pensar que Yolanda se
acuerda del gurisito “limpito”, “educadito”… del que- hoy – ni siquiera estoy seguro…

Carlos de Huelva


Creative Commons License
http://www.gabriel329.wordpress.com by gabriel329 is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Unported License.

Anuncios

Responses

  1. Carlitos, era muy pequeño y mi madre me presentó a Nativa, una señora muy viejita para aquel entonces…era la limpiadora-casera de la Escuela 99, donde mis padre habían asistido. Nativa era toda una institución, creo que la volví a ver en una o dos fiestas mas de las que se hacían en las fechas patrias.
    Tu historia me la volvió a la memoria….y es allí donde las personas “grandes” tienen su eterno monumento.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: