Posteado por: gabriel | 6 agosto 2020

Ecos ’69 del CJS II , por cortesía de Luicho Lappado.

Dibujo de lo que sería el nuevo edificio del Centro Juvenil Salesiano

Continuamos con la transcripción del ECOS del CJS que nos hizo llegar Luicho, un documento con mas de 40 años que vuelve a salir a la luz desde el mimeógrafo original hasta la red mundial de VillaSayago.Com
Corresponde, para los que no hayan leído la primera nota, a la publicación de fin de año de ECOS’69, el boletín semanal que editaba el Centro Juvenil Salesiano.

Aquí va la segunda entrega:

Al finalizar el año 1969, los que desde las páginas de Ecos, hemos tenido el contacto semanal ( NdeR: comprobamos ahora que el esfuerzo de sacar ECOS era semanal !! ) desean que Dios ilumine vuestros hogares.
Que 1970 sea el reencuentro de la humanidad,para que reine la paz social y espiritual que todos anhelamos.
Muchas felicidades !! y hasta Ecos ’70.
ECOS S.R.L

GALERIA
El Bacilo de Satán : Cronista de Sociales.
Se busca vivo o muerto : Cantinero.
El magnífico extranjero: José Aspe.
Dinamita Joe: Juan Freifogl.
La Patota : El grupo obrero.
Frankestein contra el monstruo del espacio : Saúl vs Polo.
El cañonero de Yantze : Don Toribio.
Los hermanos sicilianos : Los Vidal.
Yo te amo Alicia: Héctor Massia.
Mi novio es un fantasma : Alicia Fleitas.
Cacho, el primer rebelde : Ruben Vázquez.
Horrores del museo negro: la casa de Suárez.
La Incomparable: Alicia Saldivia.
Catalina la grande: Lizet Almada.
Morgan, un caso clínico : Aníbal.
El sargento solitario: José Orrego.
El verdugo: Ruben Ceroni.
Cosas de mujeres: la campaña del pobre.
La sombra de un gigante: la Sra. de De León.
Alta Sociedad : Marcelo y Eduardo.
No mas millones, por favor!! : la cantina del Centro.
La buena vida: Walter Fuidio.
Las andanzas de mate cocido : Fernando Yantorno.
Al borde del abismo: C.C.C.
Quiero ser libre: Pipo.
El Chantaje es mi oficio: José M. Zorrilla.
El diablo sabe por diablo: Paco.
Django no perdona: Carlos Boni.
De color moreno: Emir Silva ( Blancanieves ).
El Hombre que ríe: V. Reyes.
Alfie el seductor : E. Garateguy en Brasil.
El padre diablo: José B. Frugoni.

Infaltables páginas de humor gráfico en Ecos'69, publicación semanal del CJS.

Infaltables páginas de humor gráfico en Ecos’69, publicación semanal del CJS.


CINEMATOGRÁFICA

Adiós al amigo : El “gordo” Mario.
La Noche de las Narices Frías: Silvia “Charo” Sommaruga.
Cara de ángel : Primavera Dotta.
Las Garras del Murciélago: Beatriz “Chiqui” Sommaruga.
La Prueba del León: Sacar a ECOS.
Pancho Villa Cabalga: Miguel Fleitas.
El Mundo de los Payasos: Campeonato Interno.
Lola: Nelson Gnocchi.
El rostro impenetrable : Félix Irureta.
La Flota Voladora: Ramón Sosa.
Los violentos van al cielo: Fernando Piñeyro.
Yogui Bear el Oso Famoso:Jorge Frugoni.
Seis días para morir : Los cronistas de ECOS.
El Hombre que Desapareció : Cayetano Fusario.
Misión Secreta : El nuevo edificio del Centro.
Un muchacho como yo: Luis A. González.
El primer cuartel : La casa de los “curas”.
El Príncipe de los Zorros: César Martínez.
El Tío del Mono: Agustín Lavalle.
Don Quijote: Bruno Zamberlan.
Matt Helm y las demoledoras: W. Grunullú, M.Massia, Sergio Trezza.
La Novicia Rebelde : la Sra Sommaruga.
Josie, la indomable: la Sra. Fleitas.
El Cuervo: Walter Fusario.
Festival de Cortos: Los Hermanos Mora.
El Álamo : De León.
La Sombra Maligna: Carmen Subimendi.
La Hora Final: ECOS ’69.
Viva la Vida: ECOS’70.

Mas humor local en Ecos’69


UN REGALO
Al acercarse el fin de año, un grupo de integrantes de nuestra Comunidad se ha sentido inquieto, por aquellas familias de la zona que no serían en estas fiestas tan felices como nosotros.
Así surgió la Campaña Pro-Familias Necesitadas, para llevar un poco de la alegría que a nuestras casas trae la Navidad, a esos hogares humildes, para iluminarlos con la sonrisa de un niño, con la alegría de un abuelo que ya no se siente tan solo.
Y es tan fácil hacer felices a los demás!!
Bastará con dar un juguete que no se usa, ropa que nos sobra, algunos paquetes de comida, cuando vengan a pedirnos ayuda para ésta estupenda
obra de hermandad.
Esta es la mejor manera de traer felicidad a nuestros hogares; sabiendo que muchas familias nos recordarán agradecidas por haberles llevado, con nuestros regalos, el mensaje de amor que cada nuevo año trae.

Festival de Navidad y Gran Show Internacional!!
Y concurso de Villancicos.
Domingo 28 de diciembre
Centro Cardenal Cagliero
A beneficio de la campaña
Pro-Familias Necesitadas

Una fiesta de Sayago, para alegrar a las familias mas humildes.

ECOS’69
Realmente hubo un hecho que se ha convertido en suceso dentro de la Comunidad Juvenil del CCC: el periódico mural e independiente ECOS.
Creo que ha sido una de las mejores iniciativas que han surgido este año.
La Comunidad se construye en la planificación y en la vida que da a la libre iniciativa de los que vivimos en ella. Y ECOS ha sido una creación constructiva, “ha hecho Comunidad” con sus artículos.
Ha salido con una regularidad bajo la cual se esconden muchos sacrificios.
Su presentación ha sido este año buena y es de desear siga superándose.
Junto a estas positivas características de ECOS me parece que la principal ha sido el “estar metido” en la vida diaria de la Comunidad.
En sus páginas ECOS ha sabidoatrapar los personajes de la comunidad, ya sean: ” las rebeldías del Cacho, José aplicando las medidas de seguridad en el Centro, Fantasmas visitan Paysandú, la fuga de Fusario, etc,etc”.
Por eso lleguen a los redactores de ECOS mis sinceras felicitaciones y el augurio de nuevos éxitos.

Una opinión imparcial.

REPORTAJE A: Miguel Tosar

32 años, profesor de Filosofía, Licenciado en Teología.
Nacido en Montevideo el 29 de Setiembre de 1937.
Mas que un reportaje esta es una chgarla con un amigo, alejado, una charla que le debíamos hace tiempo.

Cuáles fueron tus actividades de este año?
Tuve experiencias muy interesantes en Sayago, IBO, Iava, Zorrilla y Varela. Conseguí la efectividad a fin de año en el Nocturno del Dámaso Antonio Larrañaga, y además la reglamentación en el curso de Sicología de la Facultad de Humanidades.

Buscastes(SIC) algo con la clase de Filosofía?
No, nada mas que llegar a conocer al muchacho como es, en un ambiente vírgen como es el Liceo Oficial. Además planeamos encuentros interliceales de reflexión con gran apoyo de los muchachos.

Mantienes tus convicciones en clase?
A pesar de que ellos la saben, yo no dejo traslucir ninguna actitud proselitist, aunque definí muy bien mi posición. Respeto muchísimo la ideología del joven. Fue muy reconfortante par mi como ellos mismos pidieron el tema de Dios y de la Fe. Incluso fue uno de los mas solicitados, llegamos a tratar en clase-debate a los grupos de reflexión de la Pastoral de Conjunto.

Miguel nos muestra opiniones de alumnos sobre sus clases, están encantados, descubrieron que había algo distinto de un simple profesor.
Fue muy interesante como los muchachos han venido a plantearme sus problemas, algunos de ellos muy serios, muchas veces sin conocer mi e condición.

Encontraste una búsqueda de Comunidad en los jóvenes ?
Noto avidez por las vivencias comunitarias. El muchacho está solo mas que nunca; las reuniones a que concurren y los clubs no hace mas que aumentar su soledad. Y la Iglesia no está todavía encarnada en estos ambientes. Los católicos, que hay muchos, no dan acabado testimonio de su Fe.

Qué opinas de la orientación de la Pastoral Juvenil?
No está orientada, o si sí lo está, no a las zonas donde los jóvenes están. Ha parcializado a los jóvenes.

Qué hay que entregarle a la juventud?
Hay que entregarle todo, para que ellos realicen lo que quieren realmente. Pero cuidado, estamos cayendo en el mito de la juventud.
Esta no existe, existen los muchachos con sus problemas concretos, afectivos, familiares, llenos de esperanzas, temores e incertidumbre.
En ambientes distintos los jóvenes son muy distintos. Eso es la vida.
Es una estupidez, no tiene sentido, hablar de juventud así en abstracto; los muchachos son muy distintos entre sí.
Debemos hacer fenomenología de la vida, no metafísica.No crear reglas predeterminadas como hemos hecho hasta ahora.

Llegastes ( sic ) a la realización de lo que buscabas?
No llegué, pienso que tendré que caminar toda la vida para ello. Pero me siento en camino, pues no dejo de sentirme lo que fui y me siento algo que no era.
He ampliado el círculo de mis relaciones, que pensé se restringiría, a través de los compañeros de Facultad, los profesores, mis alumnos y sus familiares.

Tienes como lema : “Anunciar el misterio de Cristo a los hombres”?
Pienso que sí, porque el misterio de Cristo es el misterio del hombre, o mejor el de Dios que se hizo hombre.
Yo descubrí a Diós, pero tal vez me faltaba descubrir el hombre.
A través de la docencia pienso que anuncio a Cristo, que es ” la energía misma del mundo”.
Si me preguntan qué ha hecho les respondo nada; he experimentado, visto, escuchando a los hombres, vivido con ellos y entre ellos, y esto para mí es mucho.

Has llegado a la realización en el amor?
Ni siquiera tengo novia, a pesar de que he oído de que pronto me iba a casar.
Así tajante, que se enteren bien. Tengo muchas amistades y muy buenas, peron no pasa de ahí.
Pienso que la realización en el amor es importante, en el sentido de que es una realización de uno junto a otra persona, y que puede ayudar a otras al mismo tiempo.

Hallaste tu vocación?
Sí, como docente y sicólogo; a través de la docencia. A pesar que se habla mucho, no hay una dedicación a la adolescencia. No hay sicólogos para los adolescentes, esos que antes que sicólogos son amigos de los muchachos.

Terminamos aquí pues Miguel Tosar no es hombre de enviar mensajes. A no ser el de su propia vida.


Nosotros también terminamos por aquí – como dicen los psicólogos – pero prometemos una tercera nota con todos los deportes, que también había sección deportiva en ECOS ’69. Y les aseguro que queda mucho material para transcribir!

Desde ya damos la bienvenida a todos los comentarios de aquellos que vivieron la Comunidad del CJS y que pueden dar testimonio en primera persona de lo que ello – y ECOS – representó en sus vidas. Evidentemente que la gran mayoría de “aquellos jóvenes” son hoy felices seres de mas de 60 de edad….

Gracias nuevamente Luicho por este material.

Creative Commons License
http://www.gabriel329.wordpress.com by gabriel329 is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Unported License

Posteado por: gabriel | 2 agosto 2020

Noménclator Sayaguense : OLAZÁBAL, Gral. Félix

Estadio Oficial abierto de Olazábal ( © T. Doutón, 2009 )

Estadio Oficial abierto de Olazábal ( © T. Doutón, 2009 )


Continuamos descifrando el Noménclator Sayaguense y hoy le toca el turno a mi calle, en la que viví desde 1969 hasta el 82, y desde dónde forjé amistades – y rivalidades futbolísticas – que perviven hasta hoy.
Acudimos nuevamente al libro publicado por la IMM, a cargo de los profesores Castellanos y Segarra.
Respecto a nuestra calle, en concreto nos informa :

Gral. Félix de Olazábal

Gral. Félix de Olazábal

OLAZÁBAL, Gral. Félix.– Militar argentino (1797-1841), que hizo la «Campaña de los Andes» (1817-18), con San Martín, asistiendo a las batallas de Chacabuco, Cancha Rayada y Maipú. Formó parte, luego, de la «Expedición Libertadora» del Perú (1820-22), e hizo la campaña de Quito, hallándose en la batalla de Pichincha, donde por su destacada participación en la victoria, fue especialmente mencionado en el parte de la acción y ascendido a coronel.
De regreso a Buenos Aires, en 1826, enrolóse en el Ejército Republicano argentino-oriental, en la guerra contra el Imperio del Brasil (1826-28), hallándose en la victoria de Ituzaingó .
Emigrado en Montevideo, por su oposición a Juan M. de Rosas, falleció en nuestra capital, el 18 de octubre de 1841, en momentos en que nuestro gobierno hallábase en guerra contra el tirano bonaerense.


Resulta particularmente interesante, poder ponerle cara a un nombre como el que nos ocupa, las chapas de noménclator son muy escuetas al respecto y realmente nunca supimos si Olazábal era un nombre de una ciudad o un determinado punto geográfico.

De Olazábal, la calle, tenemos muchas entradas en VillaSayago.Com, te recomendamos que pongas el nombre en nuestro buscador y allí te aparecerán unas cuantas, pero si quieres comenzar por una de ellas, aquí te va nuestra recomendación, una contribución de Elena Piñeiro :Esta foto si que es una joya.

Creative Commons License
http://www.gabriel329.wordpress.com by gabriel329 is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Unported License

La cachada del año: el nuevo CJS

La cachada del año: el nuevo CJS


Luicho nos envía un facsímil de un boletín que encontró perdido en su casa, una publicación del Centro Juvenil Salesiano (CJS) que demoró solo 49 años en volver a la luz. En su email simplemente nos comenta :

“Hola Gabriel, encontré una vieja revista del Centro Juvenil Salesiano. Era a mimeógrafo de ahí la calidad muy baja de las fotos que mando, a lo mejor podés sacar algo de jugoLa revista estaba en casa de mi madre, nosotros – mi hermano hoy en México y yo – participábamos activamente en las actividades del Centro Cardenal Cagliero o CJS.
Mi hermano Miguel era uno de los responsables de dicha comunicación, ósea que el CJS fue parte importante de mi juventud.
La mayoría de las familias que conozco en el barrio las conocí allí a través de distintas actividades, escuela, iglesia, política, etc, que desarrollamos antes y durante la dictadura.
En las fotos está la entrada de la vieja casona de Propios y en una de las páginas cargadas verás a una cantidad de viejos conocidos.”

Luicho”

Muchas veces hemos comentado cómo cambia nuestra perspectiva cuando recobramos impresos, cartas y lo que se suele llamar Memorabilia Sayaguense de años atrás. Este que leeremos en esta entrega es un buen ejemplo.
Se trata de un ejemplar, del que iremos reescribiendo – lo que podemos leer en los scaneados de Luicho – y publicando en secuencia; ECOS ’69 era una revista – suponemos mensual – del CJS, escrita por sus directores, aunque aún no hemos encontrado la firma de quien redacta ( Luicho nos dice que su hermano participaba ), donde traslada al papel vivencias de aquel entonces, noticias, reflexiones, bromas, pero por sobre todo, perfila una línea de intereses que consideraban importantes de compartir con la comunidad sayaguense.

Todo esto en el año de referencia, transcribimos sin agregar ni una coma, ni corregir alguna imprecisión, para que llegue a uds el fruto de los esmeros y esfuerzos de aquellos años.


Transcripción del texto de ECOS ’69:

Integrantes del CJS, versión mimeografiada. A ver si nos ayudan a identificarlos.

Integrantes del CJS, versión mimeografiada. A ver si nos ayudan a identificarlos.


Cumplimos el primer año
Con este número, se cumple ya un año de una sociedad original. Nosotros escribiendo, y Uds. leyéndolo, hemos construido el periódico joven, ágil, inquieto, que es ECOS ’69.
Lo que comenzó como un pasatiempo, gracias a la aceptación y el apoyo que nos han dado, se ha transformado en una parte misma de la vida del Centro, de la vida de Sayago.
Y eso sin perder la diversión que es para nosotros escribir sobre esta gente maravillosa, hacer bromas, inventar cachadas; fundamentalmente escribir siempre con alegría lo que pensamos.
Siempre experimentando, cambiando, un poco en broma, hemos llegado al primer año mas jóvenes que cuando empezamos.
Nuestro regalo de cumpleaños es este número extraordinario que dedicamos a uds. con un sincero muchas gracias.

ECOS ‘70
Una gran discusión comenzó cuando tratamos de saber lo que haríamos tras el último número de 1969.
Como nuestro nombre es ECOS ’69, debíamos acabar con el año.
¿ Y después? Pensamos en eliminar el ’69, pero ECOS a secas le quita personalidad, es como llamarle solo con el apellido.
Como poner ’69 solo sería peor, nos quedamos con ECOS ’70.
Y ECOS vuelve a nacer ; comenzaremos 1970 como comenzamos 1969, con unas ganas bárbaras de luchar por nuestro Uruguay, por el nuevo Centro, por la Comunidad de Sayago.

ECOS ‘669 Año I Nº 12
Órgano no oficial de la comunidad de Sayago
Publicación de la Editora Ecos S.R.L

Por qué no irse…….

Estas líneas las escribimos sobre un momento amargo; otro profesional fuga del País. A pesar de repetida, la historia de un oriental que no cree en nuestro futuro nos duele mucho, muchísimo.
Si por algo estábamos orgullosos de América, de nuestra Patria, era porque vimos el pasado que gracias a generaciones de gigante, de la nada con que comenzamos llegamos a un País, a una sociedad, que fue orgullo del Continente. Y creemos en generaciones como las actuales que hicieron de Uruguay una potencia en aquello que vale un pueblo, no en tamaño, ni en maquinaria bélica, pero sí en dignidad de un pueblo libre, en la conciencia de ser un País progresista, una avanzada de la Justicia, de la igualdad social.
Es posible que en tan pocos años, se hayan perdido, a causa de una propaganda inteligentemente planeada, los objetivos de un pueblo?
Pues no nos engañemos, quien se va nos es por un sueldo mejor y nada mas; va en busca de un futuro de oportunidades de desarrollo, de un porvenir de esperanzas para sus hijos.
Es que ya no tenemos esto en Uruguay, cuando fue siempre nuestro principal orgullo?
Ahora NO.
Pero no desesperemos, una nueva generación se está gestando en nuestra Patria. Y esta no es una juventud callada.
Porque estamos decididos a manifestarnos desde muy temprano en la vida de la República. Y nuestra sangre correrá por las arterias de la Patria, y levantaremos a nuestra vieja pero siempre juvenir Nación a fuerza de trabajo, de sacrificios, también de dolor.
Construiremos un Uruguay Nuevo con NUESTRA FE, CON AMOR, CON JUSTICIA Y LIBERTAD.

Acontecimiento del año
El Hombre en la Luna

El lunes 21 de julio de 1969 un primer hombre en la historia pone su planta en un cuerpo extraterrestre.
Un nuevo rótulo se deberá escribir en esta nueva página de la historia de la humanidad : La Era Espacial.
El Dr. Mueller, administrador asociado de la Nasa, ha dicho: “ La conquista del Espacio va a propocionar un nuevo fin a la humanidad. Un fin que podrá reemplazar a muchos otros fines menos válidos y sobre todo mas ilusorios. Un fin que no será efímero, que no dependerá de variaciones políticas.”
Lo que no se le pudo ocurrir a Mueller fue que este nuevo fin es “el hombre y su unidad con Diós”.
– Fin que no solo “podrá” sino que “deberá reemplazar a muchos fines menos válidos y sobre todo menos ilusorios”.
– Fin “que no es efímero” sino eterno.
– Fin que “no depende de variaciones políticas” sino de las divinas en conjunción con las humanas.

De ahí que frente a cualquier acontecimiento de esta índole, debemos preguntarnos : ¿ este avance técnico-científico ha hecho al hombre mas HOMBRE? Ha elevado por lo menos un grado mínimo la comunidad humana? Y sobre todo, en este momento nos une mas que antes a Diós?

Hace semanas se comparó el descubrimiento de América con este acontecimiento. Nada mas injusto. Colón abriría nuevas fronteras que Elcano se encargaría de cerrar en el viaje alrededor de la Tierra pocos años después. El hombre en la Luna en igual forma abre nuevas fronteras, pero esta vez infinitas. He aquí la diferencia.

La comparación solo tendría lugar en la similitud intrínseca de las dos situaciones límites.
Tanto Colón como Werner Von Braun ha expresado : “esperé años por este minuto que otros van a vivir y que marca una de las etapas mas grande (sic) de la historia de la humanidad. Solo queda ahora dar gracias a Dios.”
Vea lector, “Solo queda dar gracias a Dios”. Es así que el ser humano al ir dominando la naturaleza, que se erige como maravilloso monumento de la obra del Señor; al haberse encontrado a sí mismo frente a los siglos de su existencia en el Universo: qué es lo que hace?

ELEVA SUS GRACIAS A DIOS, POR QUE SABE QUE NO ES NADA ANTE LA INMENSIDAD DE SU INTERIOR, COMO LA DEL MUNDO EXTERIOR QUE LO RODEA.

Vea lector, apenas nos conocemos. Nuestro inconsciente día a día es objeto de numerosas investigaciones, pruebas, análisis, etc. Se estudian los sueños, las neurosis, los casos patológicos como expresión de nuestra realidad interior.
Paralelamente se inicia en forma desesperada la conquista del espacio en un despliegue formidable de precisión, de expresión del poder de la inteligencia humana.
Vea lector, frente a estas dos realidades infinitas el hombre eleva su acción de gracias a Dios.
Vea lector. En el interior como en el exterior siempre la presencia de Dios. Pero, cual es el camino para alcanzarlo ya que está tan cerca y tan lejos a la vez?

Una solución: conteste aquellas preguntas:
ESTE AVANCE TECNICO-CIENTÍFICO ME HA HECHO MAS HOMBRE?
HA ELEVADO MI DISPOSCIÓN PARA LA COMUNIDAD HUMANA?

Y por último: ESTOY AHORA MAS QUE ANTES CERCA DE DIOS?

Hoja del Ecos '69

Hoja del Ecos ’69


Don Ruben L. Ceroni

Nació en Montevideo el 22 de abril de 1919.
Nació al Reino de Dios el 13 de julio de 1969.
Vivió en el Centro una de las etapas mas felices de su vida.
La alegría de vivir sus días junto a sus muchachos, se ha transformado ya en Felicidad Eterna.
Hemos perdido con él un amigo insustituíble, pues su presencia ha sido fundamental. Él solo ha hecho más por la Comunidad que cientos de editoriales.
Nosotros, sus muchachos, recogeremos su herencia de humanismo, de hombría de bien, de amor a Sayago.


El eterno CJS y las eternas obras de Propios

El eterno CJS y las eternas obras de Propios


Prometemos seguir con la transcripción de ECOS del CJS. Esperamos vuestros comentarios y saber si han podido descifrar quiénes aparecen en la fotografía de los integrantes.

Gracias Luicho por el material que nos haz hecho llegar!

Creative Commons License
http://www.gabriel329.wordpress.com by gabriel329 is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Unported License

Posteado por: gabriel | 25 julio 2020

MI BARRIO, por Fernando Manzoni desde Italia

Una poética estación Sayago en medio de la niebla invernal y nuestro SX(M) Fernando Manzoni


Llegando al barrio.

Cruzar Garzón como en los viejos tiempos es casi imposible. Semáforos y cebras regulan nuestro andar, ya no es como antes cuando uno se largaba casi sin mirar y atravesaba la gran avenida sabiendo que no había peligro alguno en acecho.
Un río de autos y motos la atraviesan, el progreso con sus avances y evoluciones se adueñaron de ella y la convirtieron en un carnaval interminable de bocinas y frenadas, arrancadas improvisas y bullicio incesante.

Por suerte, ahí nomás, dando vuelta a la esquina está Ariel, con su aire bonachón y simpático, pronto a guiarnos por vidrieras y negocios, saludando a los vecinos y disfrutando del sol en la cara en las mañanitas de invierno. La calle coqueta nos seduce y nos va arrimando hasta la otra avenida del barrio, Sayago.

Allí la cultura se desliza por sus veredas, mezclándose con el alboroto de la feria de los viernes en el cruce con Tacuabé y los gritos de los partidos del domingo a dos pasos del Roberto.
Suenan las campanas de la iglesia mientras el olor de bizcochos recién horneados se apodera de su acera.

Propios pasa y la saluda, ella sigue imperturbada pasando por filas de paraísos que regalan sombra y fresco a los exhaustos ancianos mientras las vecinas murmuran y chismean haciendo bailar sus escobas entre raíces y baldosas rotas.

Corriendo nos vamos hacia 28 de febrero, besos y abrazos prohibidos siguen escondiéndose en el banco de mármol enfrente al gimnasio, la plaza nos recibe orgullosa y soberbia, lugar de encuentro de enteras generaciones se llena de gritos y clamores cuando suena la campanilla en el 23 y los jóvenes se saludan hasta el dia que vendrà.

Pasa un tren, la vía tiembla y las barreras se bajan. Suena una murga en el tablado y alguien brinda en la cantina del club después de una victoria en el último segundo.
Quicuyó nos conduce de la mano hacia el pasado. El antiguo se vuelve moderno y el moderno antiguo, las veredas se juntan con las aceras y los eucaliptus nos saludan al pasar mientras el chillido de las hamacas rompe el silencio del paraíso del barrio.

La agronomía nos espera, Millán nos invita a cruzarla, pero nos quedamos ahí, sentados en el cordón de la vereda con los ojos cerrados escuchando correr los niños que alborotados
revoloteando carteras y mochilas corren hacia la 99, o quizás a la 52, no importa, ellos corren y nosotros los sentimos pasar, por la misma vereda, entre raíces y canteros mal cuidados, piececitos apurados que corren por la vida.

Fernando Manzoni

Creative Commons License
http://www.gabriel329.wordpress.com by gabriel329 is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Unported License

Posteado por: gabriel | 21 julio 2020

Tipografías

Placa British Power

Aparece en casa un viejo album de fotos de los años 2000, fruto de una investigación que propuse a un grupo de alumnos de entonces para que buscaran referentes en la vía pública para realizar un alfabeto personal, un estudio tipográfico.

Encuentro unas cuantas fotos que realizó uno de ellos sobre la estación Colón y alrededores, si bien se circunscribe a un detalle concreto de nuestro entorno no deja de tener gran interés. La tipografía nos rodea… estamos invadidos por ella, en los carteles de las calles, en los luminosos de los comercios, en los graffitis, en las viejas placas de “prohibido tal cosa”….en la numeración de los coches y ómnibus, en fin, que es solo dirigir el ojo hacia ellas y serán omnipresentes forman

Vagón 646, buen número, no?

Vagón 646, buen número, no?

parte de la poesía urbana.

Publico aquí algunas de estas fotos de temas dispersos, probablemente, en próximos artículos mas puntuales iremos viendo otras, a las que referiré a esta entrada, pues las fotos no son propiamente mías y siempre, aunque en esta oportunidad no recuerde el nombre del autor, me parece de respeto y lógica determinar el origen.

Placa de noménclator de loza esmaltada SUE

Placa de noménclator de loza esmaltada SUE

Recuerdo, ahora, que para este trabajo los llevé de visita a la fábrica SUE ( Sociedad Uruguaya de Esmaltados ) donde en directo pudimos ver en qué forma totalmente artesanal se fabricaban los esmaltes de noménclator de las calles; eran plantillas interminables de alfabetos y letras de diferentes tamaños que luego se procesaban manualmente para escribir el nombre correspondiente, se pintaba con polvos de color sobre dichas plantillas y luego iba todo a horno para sacar el producto, casi eterno, que vemos en las paredes de nuestras esquinas.

La seguiremos, te ha gustado el artículo?


Creative Commons License
http://www.gabriel329.wordpress.com by gabriel329 is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Unported License

Posteado por: gabriel | 17 julio 2020

Antiguo Paso del Molino

Locomotora Class D, haciendo el cruce por Avenida Agraciada ante la atenta mirada del tranvía.

Locomotora Class D, haciendo el cruce por Avenida Agraciada ante la atenta mirada del tranvía.

Hoy llegan a VillaSayago.Com – a través del Grupo Trenes de Uruguay, a quienes agradecemos mucho – unas antiguas fotos del Paso del Molino, el cruce de la vía férrea en Avenida Agraciada en los años en que circulaban por allí los tranvías.

Llegué a ver estos gigantescos portones que cerraban el paso vehicular, pero claro, ya era la época de ómnibuses y troleybuses.

La ida al Paso Molino, como popularmente se conocía, era siempre por motivos de compras, allí el centro comercial que se extendía desde Carlos María Ramírez hasta el puente mismo del Arroyo Miguelete, donde se encontraba la famosa Casa Salvo, era variadísimo, se podía encontrar desde mueblerías, tiendas, joyerías, panaderías y confiterías, ferreterías, de todo tipo y sobre todo de precios muy variados.
Para los sayaguenses era un “centro” mas cercano que el centro de Montevideo.

Se llegaba hasta allí con el 130 de Cutcsa que venía de La Paz y Las Piedras, aunque también se podía utilizar el servicio de la ENDA, otra empresa de las llamadas interdepartamentales, como así también el servicio de los – lujosos para mi recuerdo, comparando con las otras compañías – “Canelones – Santa Lucía”, empresa de coches blancos, velocísimos pero de un precio mas caro que el boleto común de ciudad, eran una opción al taxímetro, pues como pocos pasajeros subían y bajaban, en un periquete se llegaba al Paso, de mas está decir que disfrutaba muchísimo cada vez que los utilizábamos.

Cruce de Avenida Agraciada época tranviaria.

Cruce de Avenida Agraciada época tranviaria.


La ENDA ( supongo que sería Empresa Nacional de Autobuses, embrión que daría origen luego a Codet ) era justamente lo opuesto, sus coches eran muy viejos, una flota como la que servía los 130, viejos Leylands de plataforma, pero con mas castigo, con mas kilometraje que los de Cutcsa.
Pero claro, era la novedad de subir a un ómnibus que solo solía usar muy pocas veces, y solo cuando visitábamos a una prima de mi madre Elba, en Progreso, en el otro sentido de marcha. Y ahora recuerdo, Elba tenía un hermano que era propietario de la joyería que estaba pegadita al Parque Bellán, no puedo olvidar su nombre – sí el del negocio, a ver si me ayudan – se llamaba: Uberfil.
Puente del Arroyo Miguelete en zona del Prado, imagen de la Biblioteca Nacional

Puente del Arroyo Miguelete en zona del Prado, imagen de la Biblioteca Nacional


El gran desbarajuste que produjo “el progreso” que prometía el Viaducto, justamente proyectado para evitar estos embotellamientos o detenciones cada vez que pasaba un tren, llevó a que por muchísimos años, si no recuerdo mal : 8 en total, este importante eje comercial viviera el calvario de desvíos de transporte, de caída de ventas, de un lento deterioro del entorno urbanístico. Pero la gente del “Paso” es fuerte, y hoy sigue vigente, quizás no con el brillo de antaño, pero sí dando un servicio muy importante a una zona geográfica muy amplia.

No te pierdas estos links:
¿Vamos de compras al Paso Molino?
Singular óleo del Paso del Molino
Paso del Molino en la Biblioteca Nacional

¿Qué recuerdos tienes de tus paseos por el Paso Molino ?


Creative Commons License
http://www.gabriel329.wordpress.com by gabriel329 is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Unported License

Posteado por: gabriel | 13 julio 2020

Album de Pedro Boggiani, una calle singular

Pedro Boggiani desde Ignacio Rivas mirando hacia hacia la Estación Sayago ( Virginia Podestá 2020 )

Pedro Boggiani desde Ignacio Rivas mirando hacia hacia la Estación Sayago ( Virginia Podestá 2020 )

Cada calle se merecería un album, éste que veremos hoy se fue construyendo con las aportaciones de los lectores y propias de VillaSayago.Com, es por ello que habiendo coleccionado unas cuantas imágenes y algún hecho relevante sucedido en esta peculiar y cortita calle sayaguense es que hoy le damos protagonismo, que evidentemente merece. Las imágenes son de diferentes épocas, hasta llegar a una, la mas actual que nos envía Virginia del pasado mes de mayo.

Punto terminal de troleybuses y de todas las líneas que tenían “Sayago” como su destino final ( 202, 66 en su combinación con Avenida Lezica, 66 y 68 las líneas de troleybús, los micros de Amdet 10 y 11 y mas tarde las líneas de Come 522 y 526 hasta que mas tarde se extendieran ), también pasó el tranvía por aquí.
Se celebró también aquí la llegada de los novísimos troleybuses de Amdet.

Llegan los trolleybuses a Sayago

Llegan los trolleybuses a Sayago

Supo tener muchos bares, uno de ellos el Bar Emilio, un local gigantesco para lo que es el punto, ocupaba toda la esquina con 28 de Febrero, cerró sobre los años 60s, pero llegué a verlo por dentro, por eso hablo de sus dimensiones. Al lado del Emilio, la tradicional Farmacia Sayago.

Frente por frente, como se usaba en épocas en que en cada esquina había 3 ó 4 bares hay desde tiempos inmemoriales uno – que ya me ayudarán – no recuerdo el nombre; mas tarde abriría “La Estudiantina”, que no llegué a ver nunca con parroquianos…..

Esperando el tren a 25 de Agosto, allá por los años 2000, al fondo el edificio del Bar Emilio

Esperando el tren a 25 de Agosto, allá por los años 2000, al fondo el edificio del Bar Emilio


De todas maneras y a pesar de ser punto de destino y salida de troleys y ómnibuses, Boggiani supo mantener siempre ese aire de tranquilidad, esa calma de villa, ese carácter de estar “alejada del centro y del movimiento” – estando apenas a 50 metros de Camino Ariel – mas tarde en el tiempo, la salida del Taller de Sobrero que conecta con la automotora que está sobre Ariel, le dio aún mas tráfico…pero evidentemente, nunca veremos un embotellamiento de tránsito por aquí.

Supo tener también una oficina de correos, que dirigía la familia Cabaleiro de la cual hemos compartido los recuerdos de Jorge en la nota Hace 50 años que llegué al barrio y en continuación de esta primera Jorge sigue contando, supe ir a este establecimiento a poner alguna carta para la familia en España, eran los años en que las comunicaciones demoraban meses entre el ir y el venir.

Hermoso chalet de época en Ignacio Rivas y Pedro Boggiani, aún mas lindo de lo que lo recordaba ( Foto V. Podestá )

Hermoso chalet de época en Ignacio Rivas y Pedro Boggiani, aún mas lindo de lo que lo recordaba ( Foto V. Podestá )

Boggiani muere – o nace, no tengo la numeración en mano – sobre Ignacio Rivas, si miro hacia mi izquierda veo la estación, con la imagen que tenemos en cabecera, si miro a mi derecha veo un precioso chalet fotografiado hace un mes aproximadamente, también por Virginia, cuando nos hizo una cobertura de Ignacio Rivas que pueden buscar aquí en VillaSayago.Com.

Deberías leer también :
“Calma de verano en Pedro Boggiani”

No he querido repetir las fotos que aparecen en los links, por lo que incorporé las mas nuevas – una de ellas, la del Bar Emilio me requirió un buen rato de búsqueda en los archivos personales – por lo que sí, aconsejamos al querido lector y lectora que naveguen por los links y disfruten leyendo, tanto como lo he hecho yo escribiendo.

Seguimos en la búsqueda de mas fotos antiguas de Sayago, qué vamos el tiempo pasa y si los antiguos ahora somos nosotros, hagamos aparecer estas imágenes! Como siempre, esperamos vuestros comentarios.


Creative Commons License
http://www.gabriel329.wordpress.com by gabriel329 is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Unported License

Posteado por: gabriel | 9 julio 2020

Perdemos una hermosa casa en Quicuyó

Placita de Quicuyo, archivo Manzoni

Placita de Quicuyo, archivo Manzoni

En un comentario nos llega que perderemos una preciosa casa en Quicuyó, en la esquina de Quicuyó y Tacuabé que se convertirá en un block de pisos. Alguien puede indicarnos de cual se trata ?

© F.Manzoni


Al preguntar obtuvimos respuesta inmediatamente, esto nos responde Jorge:
Una preciosa perspectiva de Quicuyo y de la casa de Teresita ( © Teresita Dutto 2011 )

Una preciosa perspectiva de Quicuyo y de la casa de Teresita ( © Teresita Dutto 2011 )


Confirmo que las torres se levantaran en el predio del antiguo Chalet de Quicuyo y Tacuabé, hay fotos del mismo aportadas por uno de los propietarios, Teresita Dutto, mostrando la casa y el frente de glicinas en flor que la enmarcan.

Como dije en anterior intervención, se pierde un Chalet testimonial para el Barrio Jardin, conocido como Barrio Alemán.

Sería aconsejable obtener una cautela patrimonial del mismo, alguien en este blog puede aportar alguna informacion sobre la fecha de construcción del mismo? Considero que debe ser de la década de los 20 o sea hace un siglo.

Tú, Gabriel no puedes aportar algún dato, foto testimonial.

Rescatamos de nuestro archivo dos visitas a esta particular calle del llamado Barrio Jardín, un paseo que hacemos con la cámara de Luis Falla y otro con la de Fernando Manzoni en uno de sus viajes a Montevideo.

Los invitamos a revisitar estos paseos cliqueando en los links siguientes :

Paseo completo por Quicuyó por Luis Falla
SX(M) Fernando nos lleva a Quicuyó
Del album familiar de Horacio


Creative Commons License
http://www.gabriel329.wordpress.com by gabriel329 is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Unported License

Posteado por: gabriel | 6 julio 2020

Panaderías de Sayago, allá por los fines de los 60s

Pues con el mejor pan se arma la mejor picada!

Pues con el mejor pan se arma la mejor picada!

Hoy le toca a las panaderías de los fines de los 60s, porque luego vinieron años de cambios bastante importantes en cuanto a la cantidad de nuevas aperturas y en lo referido a la propia comercialización de los productos panificados, por lo que haré memoria de lo que recuerdo de mi infancia.

Miro el mapa del barrio, como si en un dron estuviera montado y veo cinco puntos brillantes, estos representan las panaderías que existían en los fines de los sesentas : “La Libertad” en Camino Ariel frente al Cine Sayago, “El Amanecer” en Avenida Sayago casi Regules, mas adelante ( me corrijen si equivoco el nombre ) la “Panadería Sayago” en la Avenida casi Caparroz.

Ahora, si cruzamos Avenida Garzón hacia el oeste, sobre la calle Sauce encontramos la “Panadería Sauce”, pero si tomamos Garzón, ahora en dirección hacia Colón, tenemos otra panadería ( ayudenmé con el nombre ) entre Santos y Antonio María Márquez.

Lateral de la panadería La Libertad


Todavía recuerdo pasando por Ariel y Martín Ximeno, el clásico carrito de mano de La Libertad, entregando el pan a domicilio.

Mas o menos estos establecimientos cubrían las necesidades y los gustos de las familias, porque cada casa tenía una panadería de referencia que “hacía el pan” al gusto personal…..no recuerdo el porqué, pero en casa era bienvenido el pan de la Panadería Sauce, por lo tanto, íbamos a la mas lejana La Libertad….y les confieso que trato de recordar el porqué de la no aceptación de una y sí el de la otra y no lo sé….

Los tipos de pan eran mas o menos los mismos en todas : pan marsellés, catalán – que no he encontrado aquí en Catalunya! – el clásico pan “porteño”, las flautas, el pan casero ( aquí, en Barcelona, lo mas parecido en cuanto a forma es el de “pagés” o sea, de campaña, pero la masa no es la misma ), la galleta “de campaña”, los panes de viena para cumplimentar el consumo de los frankfurters…. y si no se me pasó por alto alguno, ya estaba toda la oferta.

Donde sí podíamos encontrar variedad era en la producción de bizcochos y “facturas” ( disculpen la terminología argentina, es que no encuentro la palabra adecuada ): croissants dulces y salados ( atentos : de los tipo media luna y de los rectos ) , panes con grasa, mantequillas de crema y de dulce de leche, a veces se encontraban los llamados “borrachos” de indudable color violáceo de vino tinto, las margaritas tanto de crema pastelera como de dulce de membrillo…..y ya me corregirán si me falta algo, pues mi selección de gusto quizás hace que me olvide de alguna variedad.

Pasaron los años, no muchos, ya la entrada en los 70s, aparecen varias nuevas panaderías, anoto las que recuerdo : De Rús, frente a la Escuela 110, la “Lourdes de France” en Ariel pasando Carafí y finalmente la “Don Apolo” en Carafí y Propios. El nacimiento de muchos mini mercados y supermercados trajo la venta de pan y panificados también en estos establecimientos, lo que multiplicó la oferta y diversificó el consumo.

¿En qué panadería compraban en tu casa? ¿Y qué tipo de pan compraban?


Otros artículos publicados con temática similar, cliquea en cada uno para leerlo :
Lista de negocios de Sayago : Camino Ariel
¿Y los negocios de Avenida Sayago?
Viejos anuncios de comercios de Sayago
El local del Frigonal frente a la Estación Sayago


Creative Commons License
http://www.gabriel329.wordpress.com by gabriel329 is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Unported License

Posteado por: gabriel | 2 julio 2020

Paseando por Ignacio Rivas

Te animás a escribir para el blog ?

Te animás a escribir para el blog ?

Días atrás revisaba correos, pensaba en los próximos artículos a escribir y me dije : ” si no he escrito nada sobre la calle y los vecinos de Ignacio Rivas!”
Pero claro, encuentro esta joya de Jorge Cabaleiro dentro de los comentarios y es muy poco lo que puedo agregar! Sin embargo cada paseo es personal e intransferible, por lo que después del detallado periplo de nuestro cronista especializado, pondré unas líneas personales.
El texto, que apareció en los comentarios de la nota Hace 50 años que llegué a Sayago ( que aconsejor volver a leer ), respondía a Carmen, otra vecina de I. Rivas que se sorprendió al encontrar esta publicación.


Mi familia en Ignacio Rivas 1065 - aprox.1975 correos

Mi familia en Ignacio Rivas, la oficina de Correos de Sayago, año 1975 aprox. © Jorge Cabaleiro

Empecemos por el principio: trataré de hacer de cuenta que voy caminando por Ignacio Rivas e iré mencionando los vecinos de la calle empezando por la vereda de tu casa ( NdeR : habla a Carmen ) desde Elías Regules hasta casi Ariel.-Luego cruzaré y retornaré por la vereda de mi casa hasta llegar nuevamente a Elías Regules. Como tantas veces hiciera de chico.-

(Los que no recuerde el nombre, irán solo con su apellido o su apodo).-

Aquí van:-

Flia Lucotti (Beatriz creo que vivía por Elías Regules y Bell con su hermano Horacio).

-Inmediatamente venía “el Pato“ (? apellido), que vivía con su esposa y una hija pequeña llamada Alicia; seguía la Mario Rebollo, su esposa Ana y sus dos hijos Marito y Mónica; luego venía la Familia Assandri (el “Canario” Assandri con mujer y sus hijitos pequeños Liliana y Daniel; seguía la familia Hegoburu con Doña Rita y sus hijas Lilián y Mercedes; a continuación al fondo de un estrecho pasillo vivía la familia Rebollo, (parientes de los anteriores mencionados).-Esta familia la integraba don Libio Rebollo, (taximetrista él) su esposa Arioma, y sus hijos Walter, Graciela, Miguel y Gustavo, Estos dos últimos fueron siempre para mi mis amigos de la infancia.-(Walter no vivía allí pues era casado y trabajaba como tornero en un taller en Avda Sayago entre E. Regules y Propios).

-Seguía la familia Patrón, que de la que más me acuerdo era de una de sus hijas menores “la Beba” porque era la que nos gustaba a todos los gurises de la cuadra.-Luego se mudaron y vivieron durante un buen tiempo en Propios frente al Salesiano, al lado de una gomería.-Seguimos con el “Tito” que tenía dos hijas, Ana y “Rayito”.

-Luego, al fondo de otro pasillo vivieron muchos años la familia Salamo (Lucía era la mamá su esposo y su hijo Diego- durante muchos años tuvieron un camión grande y viejísimo con caja de chapa parado en la puerta). A continuación venía la familia Lavaggi, (los hijos eran Jorge y dos hermanos mayores que eran mellizos, varón y mujer).

-Sigue Marta Raffo, su esposo Enrique Giust y su pequeña hija Virginia.-

A continuación viene la familia Villagrán del cual solo recuerdo el nombre de su hijo Pablo, porque dos por tres nos agarrábamos a las piñas y porque tenía un perrito, (un cuzquito rabón blanco y negro que corría carreras en la calle con nosostros y siempre nos ganaba”, se llamaba “palito” creo.

Tarde de domingo en el Salesiano - aprox 1973

Tarde de domingo en el CJS, aproximadamente en 1973. Jorge orgulloso en su poderosa Velosolex.


-Luego venía José Mernies el flaco pelado, eterno estudiante de medicina que todavía no se recibió (creo que aún vive allí).

-Seguían las hermanas Darias de las cuales recuerdo a Olga, e Irma (seguramente esta última era tu maestra en la 52).-Tenían una empleada de color (ahora no recuerdo el nombre) que era para ellas una hermana más y que con ellas permaneció y se cuidaron mutuamente hasta el fin de sus días.

-Seguía la familia Martino (los del chalet que le decían).-Recuerdo a los hermanos más chicos, Susana y Gustavo.-A continuación vivía la italiana Anita (no recuerdo ahora su apellido y su esposo).-Luego venían un par de familias más que no los recuerdo bien hasta que llegamos a la “ODA” de Laurito bien en la esquina de Ignacio Rivas y Ariel.-(Hoy es una óptica)

Ahora cruzo y me encuentro en la esquina donde había un local en el que funcionaron varios comercios, (desde la zapatería Hourcade, pasando por un puesto de verduras hasta un video club.

-Retornando por Ignacio Rivas hacia Elías Regules, nos topamos primero con la salida lateral de la cuadra de la Panadería la Libertad, (que estaba a la vuelta por Ariel).

-Luego al lado, por muchos años estuvo el taller de bicicletas “El Monarca” de Roque Villar, (luego de que este se mudara de su primitivo emplazamiento en la esquina de Avda. Sayago y Santos.

-En seguida venía la casa de doña Blanca que vivía con su esposo (no recuerdo el nombre) y su hija Myriam.-Una casa más (que no recuerdo quien vivía) y llegamos a Pedro Boggiani.

-Cruzamos y en la esquina nos encontramos con el saloncito de quinielas de Jorgelina y Luis un matrimonio veterano y buenísimo con los chicos (quizás porque no tenían hijos.-Muchas veces fui allí a comprar para mi abuelo tabaco y hojillas, pues como buen hombre de campo “fumaba armados” y siempre ellos me regalaban caramelos).

-Seguimos, y venía la casa de Primavera, (sí, se llamaba Primavera y creo que estaba casada con un señor de apellido Jordán.-Tuvieron dos hijos.-El mayor se llamaba Leonardo.-A continuación venía mi casa con el Nro. 1065.-En ella estaba la sucursal de correos que atendía mi madre que se llamaba María y que apodaban “Chinita”.-Allí me crié junto con mi hermana Marta y me hermano menor Carlos -que aún vive allí).

-Luego venía el glorioso almacén de doña María Felicioli una genovesa re gaucha que como no tenía hijos, una vez al año organizaba un festival infantil para todos los chicos de la cuadra, con regalos, juegos, competencias, premios.-Contrataba un servicio en la Comisaría para cerraran el tránsito en las esquinas y esa noche de verano la calle era solo para los gurises y sus familias.-Una crack la mujer.

-En seguida venía la familia Denis – Míguez, que son parientes míos.-Estaba integrada por don Julio, su esposa Celina -que era mi tía y madrina- y mi prima Graciela (que es odontóloga y hoy vive en San José).-Al fondo de su casa vivían mis abuelos Sabino y Celina.-

Seguía la familia Lucas, un matrimonio mayor integrado por don Honorio y doña Clara.-A veces recibían la visita de su nieto Héctor Berio que como éramos de la misma edad, jugaba con nosotros.-A continuación venía un gran cerco de transparentes que cerraba el fondo de la residencia de la familia Charlo, (cuyo frente daba a la vuelta por Elías Regules.

-Y finalmente, el cerco de transparentes se continuaba bordeando una casa de dos plantas que llegaba a la esquina de Elías Regules y en la que primero vivió la familia Rúbinstein, (los dueños de la ferretería de Ariel) y finalmente los Bártolo – Crossi una familia integrada por don Jorge y doña Fanny, y sus hijos Alicia y Jorgito.-

Bueno estimada Carmen.-Espero no haberte aburrido, pero como te imaginarás, ¡¡¡si habré correteado por esa calle!!!

No sé dónde vives tú.-Seguramente quizás también nos conozcamos.-Tengo mucho más para contar de estos 50 años vividos en Sayago.-Así que quedo a las órdenes.-

Jorge H. Cabaleiro


Recuerdos de uno de los tantos tránsitos personales por esta particular calle de nuestro barrio.

Esquina de Ignacio Rivas y Ariel, el antiguo local de la Oda.

Esquina de Ignacio Rivas y Ariel, el antiguo local de la Oda.

Apenas entrar en Ignacio Rivas, dejando atrás la Despensa Oda, de Laurito, que nombra Jorge, se hace difícil elegir por cual de las dos veredas caminar, ambas son increíblemente angostitas, recuerdan a las de la Ciudad Vieja en el Centro de Montevideo. Las vías del tranvía hoy están tapadas con asfalto, yo las hubiera conservado tal y como estaban, remiten a una época tranquila, de barrio que nacía, y es el único recuerdo que queda del paso de estos transportes por nuestro barrio, con la curva graciosa que hacen de entrada a la calle y luego de salida hacia Pedro Boggiani.

Lateral de la panadería La Libertad

Siempre miraba, cuando las puertas abiertas lo permitían, hacia el obrador de la Panadería La Libertad, se veía dentro el carrito de reparto de pan ( NdeR: estoy elaborando un artículo sobre las panaderías de Sayago, que ya pronto verán ). Al nombrarlo Jorge, se me vino a la mente la imagen del taller de bicicletas, muy coqueto que tenía Roque Villar allí, pegadito a la entrada de la panadería.

Hermoso chalet de época en Ignacio Rivas y Pedro Boggiani, aún mas lindo de lo que lo recordaba ( Foto V. Podestá )

Hermoso chalet de época en Ignacio Rivas y Pedro Boggiani, aún mas lindo de lo que lo recordaba ( Foto V. Podestá )

En la vereda de enfrente había unas casas que continuaban la línea de la despensa Oda, alguna – hago fuerza para recordar – creo tenía dos plantas, pero no tengo la fotografía mental …..lo que sí recuerdo es en la esquina de Rivas y Boggiani, una bonita casa con jardín….y enfrente una preciosa casa, mas señorial que siempre me encantó, espero vean en este artículo una fotografía, pues envié a una vecina a hacer una toma…..allí al paso de este antiguo chalet la vereda no solo continuaba siendo angostísima, sino que la compartían una gruesa columna del tendido de troleybuses y otra vieja del tranvía…..mi pasión por el transporte me ayuda….

Inevitable al pasar por aquí, hechar una ojeada en dirección a la estación y disfrutar de la vista de esta calle, tan céntrica para el barrio pero a su vez, tan tranquila….siempre parecía domingo en Pedro Boggiani….lo que son los recuerdos!

Sigo rumbo Elías Regules, en mi último viaje visité a Alicia , mi prima que ahora vive allí con su familia, en una casa pegadita a la esquina.

Los recuerdos restantes ya son un tanto borrosos, me supera ampliamente quien ha vivido allí y nombra uno por uno a los vecinos; lo que sí recuerdo es el jardín de la esquina izquierda con Regules que se vislumbraba entre las enredaderas y que se veía muy agradable.

Ignacio Rivas y Propios

Ignacio Rivas y Propios

Cierro este recorrido con una mención de un viejo galpón que había en la esquina con Propios – hoy Bulevar Battle y Ordóñez – al cual atribuyo una edad casi fundacional, tenía, pues ya no existe mas debido al ensanche, el aire de haber sido un depósito de herramientas de campo, de techo bajo, a dos aguas de tejas antiquísimas y paredes muy gruesas….lo derrotó finalmente el progreso. Aunque yo lo hubiera dejado en pie, creo que el margen daba para tener algún recuerdo vivo de un Sayago rural….pero, solo son pensamientos míos.

Agradezco expresamente a Virginia Podestá por la magnífica cobertura fotográfica de Ignacio Rivas hoy, que realizó para esta publicación.

Y hasta aquí llego, pues la calle finaliza junto con esta nota.
Me interesa saber, aparte de todo lo escrito, qué recuerdos tienes tú, lector o lectora, escríbenos!

Creative Commons License
http://www.gabriel329.wordpress.com by gabriel329 is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Unported License

« Newer Posts - Older Posts »

Categorías